Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (y IX)

Terminamos hoy la serie de artículos sobre lo que piensan las empresas europeas establecidas en China. En esta última entrega, abordamos la guerra comercial entre China y EEUU, otra guerra en China, la del talento, tanto chino como extranjero, y la Iniciativa OBOR. Esta serie se basa en la encuesta que, cada año, realiza la Cámara de Comercio Europea en China. Las empresas son de distintos sectores y tamaños.

Impacto limitado y gran incertidumbre de la guerra comercia EEUU-China

EEUU impuso aranceles a las importaciones chinas en julio de 2018 contra lo que considera continuas prácticas comerciales injustas. Cuando se hizo esta encuesta, en enero de 2019, EEUU los había impuesto por valor de 250 billones de dólares y amenazaba con otros 267. China los había puesto por valor de 110 billones. Las empresas europeas, con cadenas de suministro internacionales, se han visto afectadas. Más de un tercio dice que se han visto afectadas negativamente contrariamente a las expectativas que decían que se beneficiarían.

formación negocios en China
impacto de la guerra comercial sobre las empresas europeas en China

Sin embargo, la mayoría de las empresas no resultan afectadas por los aranceles impuestos a productos hechos en EEUU u otros mercados porque están en China por el mercado chino y no para exportar.

En general, las empresas europeas no han modificado su estrategia, pero sí vigilan la situación de cerca (un 68%, casi 400 empresas). Parece que el conflicto tendrá poco impacto directo en los miembros de la Cámara, el mayor será sobre las opiniones, que puede obstaculizar las decisiones de negocio. En el futuro probablemente aumente el efecto negativo en el crecimiento económico.

Sólo un 6% de las empresas se han mudado o consideran mover producción relevante fuera de China. Los países destino son principalmente de ASEAN (26%) y de Europa (24%).

Es interesante ver las diferencias con las empresas taiwanesas. Las más significativas han sacado el grueso de producción de China, dejando poco en el país.

Una cuarta parte de los que contestaron exportan de China a EEUU y sí resultan afectados. Son del sector de maquinaria (49%), ingeniería civil y construcción (43%) y hospitality (45%).

El 49% de las empresas han cubierto los costes y mantienen los precios, y un 16% han pasado sus productos por otros países.

Los importadores de suministros de EEUU más afectados por los aranceles chinos son de químicos y petroleros (57%), farmacéuticos (54%) y dispositivos médicos (48%). El 62% de los que contestaron dicen que los precios han aumentado y el 38% restante dice que se mantienen estables. El 38% de las empresas ha subido los precios a los productos afectados, el 34% los ha asumido para mantenerlos iguales y el 28% ha cambiado de proveedores para evitar los aranceles.

Se intensifica la lucha para atraer y retener talento

La población en edad laboral china alcanzó su máximo en 2010 y empieza a ser evidente ahora la contracción, cuando las empresas luchan por atraer el personal adecuado. El 61% de las empresas europeas dice que atraerlo es un reto actual.

A la hora de atraer talento internacional, los mayores retos son la calidad del aire (que está mejorando en China), las altas expectativas salariales, la falta de voluntad de moverse y las restricciones en los permisos de trabajo y residencia.

formación negocios en China negocios con China talento
factores que dificultan atraer talento extranjero a China

Vemos que las expectativas económicas y los problemas con los permisos de trabajo y residencia son las primeras causas de problemas para un 21% de las empresas, seguidas de falta de voluntad de los extranjeros de mudarse a China para un 20% de las empresas. La calidad del aire ha sido un primer problema para un 16% de las empresas.

La calidad del aire preocupa bastante a los extranjeros cuando tienen hijos o ya llevan unos años en China. Es un factor que hace salir de China.

Respecto a los altos paquetes salariales para “expatriados”, que son un primer problema para el 21% de las empresas, parece que, en realidad, la edad dorada se acabó hace tiempo y muchas empresas extranjeras en China ofrecen poco más que a los trabajadores chinos. Un 6% de las empresas dicen que las oportunidades de carrera no se ven prometedoras y, por lo que me han contado extranjeros trabajando para empresas chinas y occidentales, es verdad.

Los empleados extranjeros suelen ser más productivos que los chinos, pese a las largas jornadas laborales que puedan tener en algunas empresas. Muchos extranjeros no tienen grandes ventajas ante las empresas occidentales por hablar chino e inglés, estar licenciados con experiencia en China y renunciar a muchas cosas de sus países. Muchas empresas extranjeras acaban prefiriendo tener a un chino “de confianza” aunque sea menos productivo y leal que el extranjero. Creen que es equivalente al extranjero. Ambos perfiles tienen ventajas y desventajas para las empresas.

Para atraer talento chino, las altas expectativas salariales superan a todas las demás, primera dificultad para un 60% de las empresas y la segunda para un 19% de ellas.

formación negocios en China trabajo en China
Los empleados chinos pueden tener expectativas salariales tan altas como los extranjeros que puedan trabajar en China

A los chinos les gusta trabajar con salarios o paquetes muy altos sobre todo por varias razones. Ya no se trata solo de poder comprarse lo que les guste, es que las cargas familiares pueden ser muchas. Los hombres deben comprar en general un piso para poder casarse, no vale alquilar. Un buen partido necesita casa y coche, y dinero en el banco. El hombre debe proveer para la familia en el pensamiento tradicional chino. La mujer, aunque trabaje, tendrá un hijo o dos, deberá apartar su carrera profesional, aunque sea unos meses y espera que su marido cumpla con la protección a ella y los hijos.

Si, además, la esposa mete a sus padres en casa (algo muy habitual, aunque también puede ocurrir con los del marido), aunque los abuelos ayuden, como canguros o incluso aportando sus pensiones…, donde comen cuatro comen cinco, pero en las ciudades más caras el hombre puede tener una presión brutal para generar ingresos y estar bien visto por toda su familia.

Muchas mujeres, incluso jóvenes, esperan que su marido las “retire” al casarse y que las mantenga a ellas y los hijos trabajando, o haciendo negocios, y ganándose bien la vida. La mujer se ocupará de la administración de la casa y, probablemente, del dinero. Ayudará a que los hijos lo hagan lo mejor posible en la escuela y les acompañará a las actividades extraescolares, presionando en casa lo que haga falta.

Si el paquete salarial tiene ayuda a la maternidad, ayuda a la compra de vivienda, seguro médico… mejor que mejor. Pero todo esto encarece el sueldo a la empresa.

En relación a los extranjeros, China implementó un nuevo sistema para la obtención de los permisos de trabajo y residencia el 1 de abril de 2017. La Cámara y sus miembros consideran que simplifica los procesos para el talento de alto nivel (quizás los de nivel A), pero no para la mayoría de los extranjeros y contratados por las empresas europeas, más bien lo ha recargado más.

Desconocemos la situación en otras zonas de China, pero, al menos en Changsha, donde todos los chinos del norte podrían decir que “no se enteran de nada”, el sistema es bastante fluido. Sí que parecemos sospechosos y quieren declaraciones de impuestos de la empresa y del extranjero cada año para la renovación, pero el sistema no es tan complicado, sobre todo si lo lleva a cabo un chino, porque todo el sistema informático del Foreign Expert Bureau al que se sube la documentación y solicitud está en chino. El Public Security Bureau, en Changsha, está cada vez más informatizado y se presentan los documentos online en su propia oficina.

Las empresas europeas se quejan de que, tras obtener el permiso de trabajo (que todo el mundo llama working visa aunque no lo sea), el extranjero tiene que esperar todavía 3 semanas por el permiso de residencia, periodo durante el que no se puede trabajar. Los candidatos se pueden hartar y buscar otro trabajo (fuera de China, claro).

trabajar y hacer negocios en China formación
pantallazo del sistema del Foreign Expert Bureau donde aparecen los 3 niveles de extranjeros con permiso

Por lo que yo conozco, con el permiso de trabajo se puede trabajar, pero hasta que no se tiene el de residencia pegado en el pasaporte, no se puede salir de China. Hago la broma de que, en esa situación, se puede trabajar en China, pero no vivir…

La modificación del sistema de permisos hace que sólo un nacional chino pueda comparecer ante la administración china para tramitar el permiso de trabajo. Yo puedo hacerlo sola porque ya estaba antes como tramitadora de mi propio permiso en el sistema, de lo contrario tendría que hacerlo un empleado o amigo… chino. Además, sólo dan permisos de trabajo y residencia de como máximo un año. Hay que estar gastando mucho dinero para que consideren dar 2 años. Antes del presidente actual, la situación era más cómoda para muchos extranjeros.

Este tipo de limitaciones no las tienen los chinos fuera, un factor más para que los extranjeros pidan un trato de reciprocidad.

Las empresas europeas consideran que los mayores retos al solicitar permisos de trabajo para empleados extranjeros son los procesos de certificación complicados (32%), periodos largos que impiden cumplir plazos de los puestos de trabajo (26%), estándares nada claros (23%), requerimientos de diplomas educativos rígidos (18%), restricciones por el límite de los 60 años para que un extranjero trabaje en China (19%) y la exigencia de 2 años de experiencia (19%).

Y es que China quiere diplomados con un mínimo de 2 años de experiencia posterior para poder trabajar en China y no renueva los permisos de los empleados de 60 años.

A un 23% de las empresas no les son de aplicación estos retos.

En septiembre de 2018, el Congreso Nacional del Pueblo anunció una nueva ley de impuesto de la renta de personas físicas y el 37% de las empresas dicen que aumentaron sus cargas operacionales. El 48% declaró poco o ningún impacto.

Falta de relevancia de la OBOR

Muchas empresas creen que la Iniciativa OBOR (One Belt One Road) o la Franja y la Ruta, puede traer oportunidades, pero para el 88% de las empresas Europas miembro de la Cámara de Comercio no hay ni proyectos adecuados ni información que permitan participar.

A la pregunta de si la empresa puede acceder a fondos, incluso subsidios, para proyectos de la OBOR, las empresas del sector hospitality son las que dicen que sí en mayor proporción, un 45%. Las siguen las de educación con un 25%.

Según qué sectores, de los que se habla en Europa (relativos a infraestructuras, como ingeniería civil, logística, transporte, etc.), las empresas ya establecidas en China sólo ven acceso en un 20 y 21%.

negocios con China formación OBOR
las empresas europeas no tienen altas expectativas de beneficiarse de la OBOR

Se pueden ver todos los porcentajes en la gráfica anterior.

Los proyectos OBOR parecer ser inadecuados e ilusorios para las empresas ya establecidas en China y que deberían tener información de primera mano, sobre China, sus maneras de hacer, y el acceso a todo lo relacionado con China. Del 88% de empresas que no ven oportunidades en la OBOR, la principal razón es la falta de proyectos adecuados, con un 42%, y la falta de información disponible es la segunda razón con un 37% de empresas.

Otras razones son la falta de socios potenciales, la falta de confianza en los posibles socios, el acceso insuficiente a fondos, la inestabilidad política en los países donde están los proyectos, marco regulatorio excesivo y el sistema de compras públicas injusto para ellas. Llama la atención que un 32% de las empresas que respondieron hablaron de otras razones. Vemos las cifras en la gráfica siguiente.

formación negocios con China OBOR franja y ruta
los proyectos de la OBOR no parecen ser relevantes para las empresas europeas instaladas en China

Podemos hacernos una idea entonces. Las empresas europeas están en China por unas razones y la OBOR es una iniciativa china que pretende dar salida a su sobrecapacidad productiva, mientras establece su poder a lo largo de unas rutas que pretenden evitar bloqueos americanos y configurarse como potencia. Las empresas europeas que contestaron a la encuesta son de servicios profesionales en un 29% (financieros, TIC y telecomunicaciones, legal, medios y publicidad), de bienes industriales en un 36% (automoción y componentes, aeroespacial y aviación, químico y petrolero, ingeniería civil y construcción, medioambiente, maquinaria transporte, logística y distribución, utilities, energías primarias y otras commodities), de bienes de consumo en un 18% (cosmético, educación, moda y textil, F&B, hospitality, dispositivos médicos, farma, retail, viajes y turismo) y otros en un 17% (agricultura, asuntos gubernamentales y otros).

Aunque algunas empresas extranjeras puedan colaborar con empresas chinas, en ocasiones éstas disponen de fondos para aprender sobre la marcha en el sector que se trate con el proyecto que se adjudiquen, y eso no lo tienen las extranjeras. El papel de estas empresas extranjeras sería casi de acompañamiento, poniendo su marca y enseñando a hacer, y posiblemente luego recibirían el puntapié al no ser necesarias, tras tener las chinas el know-how para llevar a cabo otros proyectos en solitario.

Ya desde el principio se vio que la OBOR pasaba por lugares políticamente inestables, con problemas de seguridad política y física, con condiciones meteorológicas y geográficas difíciles (desiertos, monzones, tifones, señores de la guerra, quiebras…). Y se han ido haciendo realidad algunos problemas, con la muerte de ciudadanos chinos que llevaban a cabo proyectos de construcción en varios países.

Además, los préstamos chinos desproporcionados y la construcción de mega proyectos innecesarios en muchos países receptores, han hecho caer a varios países en la trampa de la deuda, por lo que China se hace con infraestructuras clave en los países deudores. La manera sospechosa de obtener la aprobación de los préstamos ha hecho que algunos países den marcha atrás en la ejecución de los proyectos. En otras ocasiones, las condiciones han dado lugar a ejecuciones de proyectos en solitario en los otros países, sin la presencia china.

Con semejante avispero y el tamaño de las empresas extranjeras en China, un 69% de las cuales lleva más de 10 años en el país, no es de extrañar que no vean oportunidades en la OBOR.

Con este artículo cerramos la serie sobre lo que piensan las empresas europeas instaladas en China. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VII): propiedad intelectual y compromiso con el mercado chino

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VIII): inversión y situación de las pymes

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VIII)

Seguimos esta serie sobre el clima de confianza que ha estudiado la Cámara de Comercio Europea en China, esta vez hablando sobre la disponibilidad de las empresas europeas a aumentar la inversión en el país, la política china relacionada y la situación más concreta de las pymes europeas en China.

Las empresas europeas exitosas están listas para invertir más bajo las condiciones adecuadas

Pese a la preocupación por la desaceleración económica, solo se ha producido una caída del 7% interanual de los que informaron de aumento de los ingresos. Dado que 2017 fue un año record de ingresos, la caída quizás no sea tan importante.

En 2018, los servicios profesionales (10%) y los despachos de abogados (12%) vieron un aumento de demanda porque otros sectores buscaron sus servicios para reducir costes, lidiar con la guerra comercial entre EEUU y China y el cierre de fábricas por el gobierno contra las contaminantes.

Los dispositivos médicos también tuvieron buenos resultados. Las principales razones para el aumento de la demanda fueron el envejecimiento de la población y la mejora general en el acceso de la población a tratamientos médicos avanzados. El aumento de enfermedades crónicas por estilos de vida poco saludables también es un factor.

Las industrias del transporte, logística y distribución fueron las que menos subidas de ingresos tuvieron. Al ser proveedores de servicios para fabricantes, las empresas están reconfigurando sus cadenas de suministros para abordar los retos de la mejora de la fabricación, la desaceleración económica y la guerra comercial con EEUU.

ingresos empresas europeas en China negocios en China
evolución de los ingresos en 2018 en relación con 2017

En 2019 vemos que sólo un 13% de las empresas declaran un aumento de beneficios sustancial, superior al 20%, pero un 46% de las empresas dicen tenerlo del 5 al 20%. Las empresas que han menguado sus ingresos en más de un 20% son un 4%, y las que lo han bajado del 5 al 20% son el 8%. Son más que en el año anterior.

Pese a la disminución del crecimiento, el 75% de los que contestaron declararon beneficios ante impuestos y un 16% informan de estar en el punto de equilibrio. Esto indica que las empresas europeas se mantienen ágiles en un mercado más desafiante en todos los sectores y manejan sus costes de manera efectiva. Sólo un 9% (un punto más que en 2018 y menos de la mitad que en 2009) hablan de pérdidas.

Comparando los beneficios en China (EBITDA) y con el resto del mundo, un 39% de las empresas dicen que son superiores a los que la empresa tiene a nivel global, el 36% dice que son los mismos y el 25% que son más bajos.

empresas europeas negocios en China ingresos comparativa
evolución del EBITDA en el último año

Vemos EBITDAs superiores a la media mundial en 2019, como lo fueron también en 2009 y, sobre todo, en 2012. Los peores años fueron 2015, 2016, 2010 y 2013 para las empresas con pérdidas.

Otra cuestión a conocer sería si esas empresas pudieron repatriar beneficios de China o si tuvieron que reinvertirlos en el país por no poder hacer otra cosa.

El 65% de las empresas europeas estaría dispuesta a invertir más si el gobierno diera mayor acceso al mercado a las empresas internacionales. La mitad invertirían del 5 al 10% de sus ingresos anuales. Sólo un 35% dice que no tendría impacto, y estarían dispuestas a invertir más de un 5% de sus ingresos anuales en un 32% de los casos, del 5 al 10% en un 49% de los casos, del 11 al 20% en un 19% de los casos y más del 20% en el 13% de las empresas. Es decir, se abra o no el mercado, un 35% de las empresas europeas parecen más que dispuestas a invertir una buena parte de sus ingresos anuales.

Las pymes piden mejor implementación de políticas

Las pymes representan el 99,6% de las empresas en China y contribuyen al 60% del PIB. Han criado más del 80% de los empleos, tienen más del 70% de las patentes y contribuyen a más del 50% de los impuestos. Las multinacionales dependen de ellas en sus cadenas de suministros e industrias de apoyo. Las pymes son la semilla de las futuras multinacionales, suelen invertir más tiempo y esfuerzo en formar a los empleados y hacen contribuciones importantes al desarrollo de la mano de obra local.

Pero, al mismo tiempo, tienen menor escala y recursos, por lo que el trato injusto y las barreras operativas les golpean más fuerte y es su opinión la métrica más reveladora cuando se trata de medir el estado del ambiente de negocios por no tener la misma protección que las grandes empresas.

El gobierno chino ha introducido políticas para que las pymes estén exentas del IVA, por ejemplo. Los bancos públicos comerciales han aumentado sus préstamos a pymes en un 30% al menos. Se han tomado medidas para reducir y simplificar las aprobaciones, desarrollando portales online, estableciendo sistemas de evaluación para ayudar a China a subir en el ranking del Doing Business del Banco Mundial. Pero muchas medidas no están claras en cuanto a la implementación para empresas extranjeras, que siguen soportando cargas administrativas innecesarias. De hecho, el Doing Business del BM se refiere a la facilidad para hacer negocios de las empresas locales.

Mientras persistan problemas estructurales en el mercado, las directivas no permitirán a los bancos identificar empresas privadas fuertes o al mercado colocar recursos de manera eficiente y el gobierno tendrá dificultades para convencer a los bancos de que presten dinero al sector privado, y a las empresas pequeñas en concreto.

A las Pymes las golpea fuerte la desaceleración económica

Hablamos de pymes cuando tienen menos de 250 empleados. Hay otra categoría de empresa grande de 251 a 1.000 trabajadores y la de empresas más grandes de más de 1.000 trabadores. En 2019, el 15% de las pymes informaron de ingresos decrecientes, comparado con el 6% de las empresas grandes.

En 2018, las pymes y las empresas más grandes son las que aumentaron sus beneficios de manera sustancial (más del 20%). El aumento del 5 al 20% de beneficios se dio más en las empresas más grandes, seguidas de las grandes.

negocios en China comparativa empresas
comparativa de empresas grandes y pequeñas en China

Vemos en la gráfica que las mayores pérdidas se dan en las pymes y luego en las grandes. Las mayores empresas reportan menos pérdidas. Las pymes que dicen que sus EBITDA han bajado son un 10% más que las empresas grandes, y las que dicen que sus márgenes netos estuvieron negativamente afectados fueron un 12% más. Las pymes sufren más para mantener beneficios.

La financiación tiene un impacto muy positivo en muy pocas empresas europeas y lo tiene malo especialmente en las pymes.

Infravaloradas y supervisadas

La mitad de las pymes dicen que se han encontrado con trato desfavorable en comparación con las empresas chinas, un 15% más que las empresas de 251 a 1.000 trabajadores.

Los esquemas para la inversión extranjera directa de los gobiernos locales prefieren a las empresas más grandes. Por ejemplo, la provincia de Hainan lanzó en 2018 una campaña para atraer especialmente a las empresas de la lista Forbes 500, líderes industriales globales y marcas reconocidas a su Zona de Libre Comercio, una de las mayores del mundo. Sin menciones a las pymes.

Las barreras arancelarias y de acceso al mercado les cuestan más a las pymes. Un 5% de ellas considera que las oportunidades perdidas representan más del 50% de sus ingresos anuales, un 12% creen que pierden el 12% de sus ingresos, el 29% cree que pierde del 10 al 25% y el 35% cree que es menos del 10%. Un 19% no lo saben.

Las empresas de hasta 1.000 trabajadores no creen que pierdan más del 50% de sus ingresos, ninguna lo cree; el 7% piensa que pierde del 25 al 50% y el 41% piensa que pierde del 10 al 25%. El 34% considera que pierde hasta el 10%. El 18% no lo saben.

negocios europeos en China retos
las empresas europeas grandes y pequeñas afrontan los retos de distinta manera en China

Las mayores empresas ven en un 3% una pérdida de más del 50%, y un 4% considera que pierde del 25 al 50%. El 27% de las empresas hablan de una pérdida del 10 al 25% y un 35% de hasta el 10%. Un 31% no lo sabe.

Las pymes se sienten menos optimistas sobre la apertura del mercado

Un 39% de las pymes no son optimistas en relación a los anuncios de apertura del mercado y no esperan ver aperturas significativas en su sector, comparando con el 30% de las empresas grandes.

Un 5% de las pymes, un 4% de las medianas-grandes y un 5% de las más grandes consideran que su sector ya está completamente abierto. El 17% de las pymes, el 13% de las medianas-grandes y el 19% de las grandes creen que se abrirá antes de 2 años. El 23%, el 30% y el 31% creen que ocurrirá de entre 2 y 5 años y el 39%, el 21% y el 30% no esperan ver esa apertura.

Más de un tercio de las pymes (34%) tampoco esperan ver igualdad de condiciones para las empresas extranjeras en su sector. Las medianas-grandes y las grandes son el 26% y el 29% respectivamente. El 13%, el 14% y el 17% respectivamente creen que el trato igualitario con las nacionales ya está en su industria. Una minoría de cada grupo lo espera dentro de más de 10 años. El 21%, 23% y 26% esperan que sean en un plazo de 2 a 5 años.

Según el análisis de la Cámara, las empresas más pequeñas no están solo luchando, sino que son más pesimistas sobre el futuro. La situación de las pymes en un indicador de la salud global del entorno empresarial y debería tenerse en cuenta por las autoridades chinas. Una buena manera de empezar sería que las medidas dirigidas a aumentar el acceso al mercado vayan con reformas regulatorias proporcionales y que China se involucre con sus socios mundiales de manera más sustancial en asuntos de comercio e inversión. Se puede conseguir centrándose en:

  • Publicar cronogramas y mapas de ruta sin ambigüedades para la implementación de la Foreign Investment Law que detalle cuándo habrá periodos de consultas, con un plazo de tiempo prudencial que dé la oportunidad de hacer constar las preocupaciones, clarificar las cláusulas vagas de la ley e indicar qué ministerios son los responsables de redactar las variadas pautas para aumentar la eficiencia.
  • Crear condiciones operativas más favorables fortaleciendo las instituciones y la implementación del Estado de Derecho, para crear un entorno legislativo transparente y predecible, erradicar el tratamiento desigual, mejorar el entorno regulatorio y reformar las empresas estatales.
  • Trabajar estrechamente con la UE y en el marco de la OMC para abordar las preocupaciones de propiedad intelectual, sobre todo en las transferencias de tecnología injustas.
  • Comprometerse más profundamente con la UE para completar un Acuerdo Comprensivo de Inversión (CAI en inglés) en 2020, tal como se acordó en la declaración conjunta de abril de 2019 en la XXI Cumbre UE-China.

La comunidad empresarial europea está dispuesta a apoyar a China en estos asuntos.

La próxima semana veremos cómo afecta la guerra comercial entre China y EEUU y la atracción de talento en las empresas europeas. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VII): propiedad intelectual y compromiso con el mercado chino

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (III)

Continuamos con la tercera entrega sobre la encuesta realizada por la Cámara de Comercio Europea en China en 2019.  En ésta hablamos de aspectos comerciales y de acceso al mercado junto con otras dificultades que se encuentran las empresas europeas al hacer negocios en China.

Perspectivas comerciales en el marco de una ralentización económica

La mitad de las empresas que contestaron consideraron que hacer negocios se ha vuelto más difícil en el último año. Un 40% de las empresas creen que sigue igual.

negocios China acceso al mercado chino

La ralentización económica china la nombran un 27% de los miembros de la Cámara como el primer reto futuro del negocio en China, frente a un 8% del año anterior. El crecimiento económico se ha desacelerado mientras el gobierno chino buscaba el control de los riesgos financieros reduciendo la dependencia de estímulos basados en deuda, lo que ha llevado a menor acceso al crédito de las empresas privadas.

La desaceleración puede impactar negativamente a sus ingresos a largo plazo, afectando resultados finales, costes y acceso a la financiación.

Las empresas pudieron evitar un poco los problemas acelerando la exportación fuera de China en el último trimestre de 2018, por la previsión de aranceles americanos, pero la desaceleración fue evidente ya en 2019.

negocios en China desaceleración económica
las empresas notan la desaceleración económica en China

El segundo reto de las empresas europeas es la ralentización económica global y el tercero es mayoritariamente la guerra comercial entre China y EEUU. El aumento de los costes laborales, la ambigüedad de reglas y regulaciones, la competencia de empresas competidoras que no cumplen regulaciones, la competencia de empresas privadas chinas, las barreras en el acceso al mercado y las restricciones a la inversión son primeras razones para un 4% de las empresas y la segunda razón para algunas más.

El FMI previó una continuación de la ralentización para 2019 y China ha tomado medidas para eliminar cargas operativas, disminuyendo las contribuciones fiscales y sociales, aumentando el objetivo de déficit presupuestario del gobierno central y bajando el IVA. Aunque llevará tiempo que produzcan efecto, éste será positivo para un crecimiento de alta calidad, más sostenible.

Debido a la ralentización, las empresas han revisado sus previsiones y menos de la mitad son optimistas en relación al crecimiento de su sector en los próximos 2 años, con una bajada interanual del 17%. EL optimismo no era tan bajo desde 2016, ese optimismo que era del 80% en 2011 y que ha ido bajando mientras aumentaban la opinión neutral y la pesimista.

Nuevos desafíos por el “déficit de reforma” chino

Según la Cámara, la agenda de reformas ha progresado muchísimo en los dos últimos años, en acceso al mercado y en la mejora del I+D, medioambiente y entorno empresarial local. Pero no ha acompañado el crecimiento de la economía china. Dado que la comunidad internacional ve cómo China opera libremente en la mayoría de países, sobre todo occidentales, amparándose en la libertad de comercio mundial, mientras mantiene su propio mercado básicamente para las empresas chinas, por lo que los demás países comparan las ganancias chinas en el exterior con las extranjeras en China. Los principales destinatarios de las inversiones chinas son EEUU, Australia y Gran Bretaña.

Los sectores que más sienten la diferencia entre cómo son tratadas las empresas chinas en el extranjero y cómo son tratadas las suyas extranjeras en China son la ingeniería civil y construcción, y el Farma, con un 83% de las respuestas, seguidas de las empresas de tecnología de la información y telecomunicaciones (un 79%), servicios financieros, incluidos seguros (el 69%), cosméticos (67%), maquinaria y legal (61%), químico y petrolero (57%), actividades profesionales (52%), automoción (46%), food & beverages, educación y hospitality (43%), transporte, logística y distribución (42%) y, la más baja, dispositivos médicos (el 25%).

Es decir, de media, el 56% de las industrias seleccionadas y de las empresas consultadas creen que hay esta falta de reciprocidad.

La reforma regulatoria se vuelve imperativa

Después de los riesgos macroeconómicos, el aumento de los costes laborales y la guerra comercial con EEUU, las reglas y regulaciones ambiguas son el mayor desafío. La Cámara Europea pide reformas con un entorno regulatorio e instituciones maduras y transparentes que se alineen con las normas internacionales. Esto hará más seguras y productivas a las empresas y la apertura de nuevas áreas económicas puede equilibrar los efectos de la desaceleración, con mejores resultados para los consumidores.

Cargas regulatorias más difíciles de soportar

Entre los encuestados que enfrentan restricciones de acceso al mercado, el 67% dice que son de barreras indirectas: problemas de certificación y políticas, y dificultades para obtener licencias. Debido a lo vago de buena parte de las normas en China, las empresas lidian con cargas operativas y mucha incertidumbre, por lo que los planes a largo plazo, la prevención de riesgos y la comunicación con la sede son muy desafiantes…

Todo ello conlleva costes financieros. Un 39% de las empresas dijeron que los factores reguladores afectaron negativamente los márgenes de ganancias netas en 2018. Los otros factores que también afectaron negativamente fueron los de demanda (36%) macroeconómicos (44% de las empresas), los competitivos (51%) y los costes (56%).

Las empresas se quejan de la lentitud de las reformas y de la pérdida de oportunidades por un 43% de ellas debido a las restricciones de mercado o barreras regulatorias. Más del 10% dijeron que las oportunidades valían un tercio de sus ingresos anuales en China.

Esto es un poco menos que el año pasado, pero, mirando la gráfica, observamos que no ha habido grandes mejoras desde 2015 al menos.

negocios en China problemas en China
las empresas europeas se quejan de pérdida de oportunidades por culpa de la regulación china

La pérdida de oportunidades se traduce en costes mayores y un 25% de las empresas consideran que la pérdida de ingresos anuales ha sido del 0 al 10%, mientras un 30% considera que ha sido del 10 al 25%. Un 9% dice que ha sido del 9% y un 4% de las empresas dice que ha sido más del 50%. Los que no lo saben este año son un 22% de las empresas consultadas.

En 2018 era un 25% el porcentaje de empresas que no sabían cuál era la pérdida, el resto reportaba pérdidas similares a las de este año. Llama la atención que en 2015 era sólo un 7% de las empresas las que decían desconocer sus pérdidas de ingresos por la pérdida de oportunidades. En 2016 subieron a un 21%; y, en 2017, el porcentaje bajó al 16%.

Puede ser que las empresas hayan empezado a ser más cuidadosas al observar cómo les afecta económicamente esa pérdida de oportunidades de negocio.

La falta de cumplimiento de las expectativas por el sistema regulatorio es la segunda razón por la que las empresas se sienten menos bienvenidas en China. La primera es el trato desigual respecto a las empresas chinas.

negocios en China descontento empresas extranjeros
el gobierno chino trata de manera desigual a las empresas extranjeras y chinas. Eso es fuente de descontento

El trato diferente que se otorga a las empresas extranjeras y a las chinas es la principal razón para el 29% de las empresas y la segunda razón para el 18%. Como decíamos, que el sistema regulatorio no cumpla las expectativas es la segunda razón de la lista para un 17% y la segunda para un 18%. Las barreras de acceso al mercado todavía existentes son la principal causa para un 15% de las empresas y la dificultad de obtención de licencias y certificaciones son el 14%.

Esa falta de cumplimiento de las expectativas, junto con el trato desigual que se obtiene en China debe hacernos reflexionar sobre la falta de información que hay al instalarse en el país. La aproximación debe ser más realista para que la empresa extranjera en China cuente con todos los factores al hacer negocios.

Llama la atención que, en relación al marco regulatorio, las empresas extranjeras esperan un aumento de obstáculos regulatorios en los próximos 5 años. Un 16% de ellas esperan un aumento significativo y un 31% esperan un aumento ligero. Un 25% esperan que se mantenga igual, otro 25% espera que bajen ligeramente y un 2% que bajen significativamente.

La próxima semana hablaremos de algunas consecuencias del marco regulatorio chino en las empresas extranjeras.

Puedes leer los otros artículos de la serie en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

Youtube

Instagram

Noticias del último trimestre (3T 2018)

Una vez más saco a colación algunas noticias relativas a China (o Asia) que me han llamado la atención, aunque no hayan sido las más relevantes en otros medios.

Un nuevo escándalo de vacunas sacude la credibilidad del sistema de salud chino

En julio supimos que un par de empresas farmacéuticas habían vendido vacunas que no tenían todo el componente activo necesario. Es decir, se vacunaron cientos de miles de niños con nada cuando creían estar protegiéndolos de difteria, tétanos, etc. Algunos padres corrieron a Hong Kong a vacunarlos. Y el gobierno dijo que se depurarían responsabilidades.

En el argot oficial se dijo que las vacunas no cumplían los estándares nacionales. Bueno, a mí esto me recuerda mucho el escándalo de la leche en polvo porque:

  • Afecta a niños muy pequeños,
  • Demuestra cierta catadura moral: lo que sea por la pasta.

No es de sorprender que los padres se preocupen por lo que les dan a sus hijos. La contaminación en China afecta a suelo, agua y aire. Si, además, te envenenan la comida… Y no te puedes fiar, en palabras de chinos, de la comida ni del sistema sanitario ni otros porque la corrupción campa por todas partes. El guardián mira a otro lado por un extra. Quien está en esa posición no se plantea que se juega la vida de alguien y, si se lo plantea, le da igual. La consigna es “primero yo y los míos”, por más que, para entrar en el partido, te pidan un plus de conciencia. No funciona.

estudio mercado viajes de negocios misiones comerciales
los escandalos alimentarios en China circulan por internet

Los chinos no suelen planificar o prever las consecuencias de sus actos. Miran el aquí y ahora, y lo que cuenta es el beneficio presente, no las posibles ganancias o pérdidas posteriores. Esta es una de las razones por las que los chinos son tan poco fieles en sus relaciones comerciales o de negocios.

Me han dicho que esta crisis de ahora no ha sido tan grave como la de la leche, porque el gobierno ocultó (y toleró) previamente que las empresas lácteas implicadas envenenaran la leche en polvo por la cercanía de los juegos olímpicos (el escándalo se destapó en septiembre de 2008). El gobierno no quería que China tuviera mala imagen… En 2010 estalló otra edición del escándalo, pero mucho menor.

Artículos en español e inglés sobre el tema de las vacunas:

https://elpais.com/internacional/2018/07/23/actualidad/1532336722_196173.html

https://www.scmp.com/news/china/society/article/2156700/anxious-mainland-parents-head-border-get-children-vaccinated-hong?utm_source=emarsys&utm_medium=email&utm_content=20180725&utm_campaign=scmp_china&aid=190131336&sc_src=email_2304222&sc_llid=2020&sc_lid=153579809&sc_uid=QExqIJHhAp&utm_source=emarsys&utm_medium=email

Trump dice que está listo para ir a la guerra comercial total con China

En julio también supimos que se preparaba una guerra comercial por parte de EEUU, harto Trump del mal hacer chino. Esto empezó porque China “roba” tecnología americana. Y las idas y venidas se han llevado portadas y horas de debate en las televisiones de medio mundo. Y, finalmente, estalló la guerra comercial entre la primera potencia económica mundial y la segunda.

Muchas empresas se han apresurado a acelerar sus compras y envíos de productos sacándolos de China antes de que entraran en vigor las subidas de aranceles (los primeros en septiembre). China ha contestado también, pero ha usado medidas algo más creativas. Ha bajado impuestos en China, ha aumentado la devolución del iva… y de momento ha habido un aumento de las exportaciones. Veremos qué pasa a partir de enero del año que viene.

contaminacion estudio mercado viajes negocios misiones comerciales
las cosas no son siempre lo que parecen

De momento también se han producido algunas víctimas colaterales. En China, la inestabilidad ha hecho caer la bolsa y algunos millonarios han perdido mucho dinero (como Jack Ma, de Alibaba).

Algunos artículos sobre la guerra comercial:

https://elpais.com/economia/2018/07/21/actualidad/1532192358_512814.html

https://elpais.com/internacional/2018/07/20/actualidad/1532099020_923490.html

http://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-china-impone-aranceles-60000-millones-dolares-importaciones-estados-unidos-20180918161152.html

Amazon y Microsoft abrirán centros de inteligencia artificial en Shanghái

Durante la celebración de la Conferencia Mundial sobre Inteligencia Artificial en Shanghai, Amazon, Microsoft, Alibaba y Baidu anunciaron la apertura de centros de desarrollo de inteligencia artificial en esa ciudad.

Se trata de un sector al que Shanghai le da una gran importancia y que, según datos oficiales, mueve 10.500 millones de dólares.

tecnologia china viajes de negocios misiones comerciales estudios mercado
preocupan las maneras chinas de hacerse con tecnología

La inteligencia artificial no es sólo un fenómeno chino, es de gran importancia en los países desarrollados y plantea varios retos. Grandes innovadores como Elon Musk se han mostrado cautos y desconfiados, mientras otros son favorables sin reservas. En cualquier caso, se trata de un fenómeno imparable por el interés de las empresas en acceder a todas sus ventajas.

Una gran duda es si, al final, beneficiará realmente a la sociedad en su conjunto o si, por el contrario, servirá para hacer más ricos a los accionistas de las empresas que la dominan. Estas empresas no tienen por qué ser de países occidentales, o democráticos. Y para la economía moderna, eso da igual. Las máquinas aprenden en función de quien está detrás programando y enseñando, con los sesgos humanos correspondientes. Cómo afecta a ciertos puestos de trabajo se está viendo ahora.

Las consecuencias para el ser humano de esta y otras tecnologías emergentes todavía no son imaginables.

Las noticias las puedes leer aquí:

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20180918/amazon-microsoft-abriran-centros-3910480_age.html

http://www.chinadaily.com.cn/a/201809/18/WS5b9fed39a31033b4f4656891.html

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

https://www.youtube.com/channel/UCbJYWpqRRSTpLgEi5EuO3jg

 

Resumamos algunos aspectos mercantiles en China…

En este artículo quiero poner juntos algunos de los artículos relativos a cuestiones societarias y de contratación a tener en cuenta.

Primero, un artículo con cuestiones generales escrito hace ya bastantes años y que se publicó también en el blog de un despacho de abogados. Lo puedes leer en qué tener en cuenta  al hacer negocios en China….

viajes negocios tecnología transferencia China HispanoAsian Business Consutling

El dragón chino está muy despierto

Un tema que plantea dudas a la hora de hacer negocios en China es cómo comprobar la seriedad de una empresa china.

Uno de los aspectos iniciales para empezar el examen de una empresa establecida en China es su business license.

Suele llegar el momento de meterse en harina contractual.

Y siempre aparecerán aspectos prácticos del día a día donde habrá problemas…. como a la hora de pagar una simple factura en el exterior.

Y, claro, nos encontramos con las maneras chinas de hacer negocios, que no son únicas de allí.

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

https://www.youtube.com/channel/UCbJYWpqRRSTpLgEi5EuO3jg