Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VII)

En esta entrega veremos qué opinan las empresas europeas sobre la protección de los derechos de propiedad intelectual y su compromiso con el mercado chino.

Suenan las alarmas al ralentizarse el progreso en algunas áreas

En 2018 China demostró que era muy capaz de avanzar en áreas prioritarias para su futuro desarrollo. Las empresas europeas registraron grandes mejores en el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual y en medidas de protección ambiental. Pero el impulso no ha continuado. Para la Cámara es imperativo que China no frene en lo relativo a la protección de la propiedad intelectual y el medioambiente incluso ante los retos macroeconómicos a corto plazo, ya que estas áreas ayudarán a un desarrollo más sostenible a largo plazo.

negocios en China propiedad intelectual derecho chino
implementación de las normas de protección de la propiedad intelectual

Tal como vemos en la gráfica, según encuestas previas de la Cámara Europea, la valoración que las empresas han hecho de la protección efectiva de la propiedad intelectual por escrito ha sido similar cuando la opinión era excelente. Desde el 2009 al 2019, la diferencia es de 2 puntos, del 5% al 7% de empresas muy satisfechas. Los que la consideraban adecuada han ido del 63% al 52%, desde el 2012 ha ido bajando. Quieres la consideran inadecuada subieron en esos años 2012 y 2013 y las empresas que la valoran así han pasado en 10 años del 32% al 18%. Sí han aumentado las empresas que consideran este aspecto como no aplicable.

Respecto al cumplimiento de las leyes y regulaciones de derechos de propiedad intelectual, también son una minoría las empresas que lo consideran excelente, sin apenas variaciones. Han subido las empresas que consideran que no es aplicable, como en el párrafo anterior. Asimismo, las empresas que consideran el cumplimiento adecuado han ido aumentando en los últimos 10 años, pero a un ritmo muy lento desde 2013, en que la valoración fue mejorando.

En 2018 se vio un salto significativo, pero el progreso se ha desacelerado aumentando sólo un 1% de año en año. Las infracciones siguen ocurriendo, aunque menos que antes. Se necesitan medidas preventivas. De las empresas afectadas dicen que la infracción tuvo lugar en los 2 últimos años. Las medidas preventivas podrían incluir subir los límites de compensación punitivas y aumentar el número de años que los infractores son sacados de la industria.

Las empresas de e-commerce señalan que, aunque se han reducido las falsificaciones en Taobao y JD, muchos infractores se han movido a plataformas alternativas como wechat, que están relativamente sin regular.

negocios en China propiedad intelectual formación
las infracciones contra la propiedad intelectual en China van disminuyendo

Como se observa en la gráfica, el número de empresas que no han sufrido violación de sus derechos de propiedad intelectual ha subido notablemente, de un 40% al 67% en un año. Asimismo, ha bajado el número de empresas que han sufrido algún percance de este tipo, del 42% de las empresas en 2018 se ha pasado al 25% en 2019. Y las que se han visto atacadas frecuentemente han bajado del 18% al 8%. Son buenas noticias globalmente.

En los casos en los que ha habido infracción, el 39% de ellas se produjeron en el último año, el 30% entre un año y dos antes y el 19% de 2 a 5 años antes. Es decir, se trata de nuevas infracciones sobre todo, pero, a medida que China se desarrolla y sus empresas quieren proteger sus propias invenciones o marcas, y las infracciones totales disminuyen.

Paso atrás en la protección del medioambiente

El año pasado, la encuesta entre las empresas europeas mostró una evaluación favorable en medidas de protección del medioambiente porque se habían dado grandes progresos. Pero la tendencia no ha continuado este año, y los que dijeron que era una protección fuerte o adecuada ha caído un 7% hasta el 65% de las empresas consultadas. Es decir, las que la consideran débil han subido del 28% al 35% de las empresas.

negocios en China cuestiones medioambientales
la política mediambiental china no está tan bien valorada este año

Además, y como ejemplo del trato desigual entre empresas chinas y extranjeras, las empresas europeas ven que, en cuestiones medioambientales, las empresas públicas chinas, las SOEs, son las más beneficiadas en cuanto a la debilidad de la implementación, seguidas de las empresas privadas chinas. El 51% y el 55% de las empresas europeas consideran que esto es así respectivamente, mientras que el 90% de ellas creen que es fuerte para las empresas extranjeras, y sólo un 10% la considera débil, mientras que llega casi al 50% en el caso de las empresas chinas.

Pese a los riesgos, las empresas europeas siguen comprometidas con China

Según la Cámara, a pesar del volumen y complejidad de los problemas al hacer negocios, las empresas europeas siguen buscando maneras de expandirse por el país. Han ido bien, con buenos beneficios en 2018 pese a la fuerte competencia. De hecho, podrían contribuir más a la economía china si no hubiera tantos obstáculos regulatorios sobre ellas, trato desigual y acceso restringido al mercado.

El tamaño del mercado y su potencial de crecimiento sin explotar superan aún los costes de operar, así que las empresas siguen en China, que se mantienen en el Top 3 y como destino de futuras inversiones para un 62% de las empresas que contestaron la encuesta.

A la pregunta sobre el destino de las inversiones actuales, China es el primer destinatario para un 20% de las empresas, lo que supone un aumento respecto al año pasado de 2 puntos. Está en el Top 3 para un 42% de las empresas, con un aumento de un punto respecto a 2018. Se está un poco lejos de las cifras de 2013, un 33% y un 38% respectivamente. Desde entonces las cifras fluctuaron y variaron a peor en general hasta este año.

Hay un 8% de empresas que no planean hacer ninguna inversión, frente a un 7% el año anterior y algo más en los anteriores. Hay también empresas que consideran China en el Top 10 o posterior, pero todavía la consideran.

Respecto a las inversiones futuras, la tendencia desde 2012 es similar, pero son menos las empresas que consideran a China como destino número 1, el 17%, lo mismo en 2018 y menos que de 2014 a 2017 (un 20%). La tendencia ha fluctuado más entre las empresas que la tienen en el Top 3, con un 45%, un aumento gradual desde el 39% que había en 2015.

Las empresas que no tienen ningún plan de inversión han ido bajando. En 2016 y 2017 eran un 10%, y en 2018 y 2019 es del 7%. También bajan las empresas que contemplan invertir en China en un Top 10 o más.

En resumen, parece que las empresas son cuidadosas en sus previsiones y no tienen tan claras sus inversiones futuras como las actuales. Teniendo en cuenta cómo afecta la situación económica mundial, no es para menos.

En 2019, un 56% de las empresas buscan expandir sus operaciones en China en 2019. Es un punto más que en 2018. Se recuperan datos de 2015 pero se está lejos del 86% de 2013. Los que no lo tienen pensado es un21%, al igual que el año pasado, lejos del 31% de 2015.

Las empresas europeas confían en su habilidad para mantenerse con beneficios, con un 22% de optimistas para los próximos 2 años, bajando sólo un 1%.

La próxima semana veremos las inversiones de las empresas europeas en China y sus previsiones, así como la situación particular de las pymes. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2010, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VI)

Esta semana hablamos de las diferentes condiciones que tienen las empresas extranjeras en relación con las chinas y el peso de las empresas públicas en la economía china actual.

El campo de juego igualado sigue fuera de alcance

La presencia de empresas internacionales es importante para el desarrollo económico chino. Llevan productos y servicios que benefician a consumidores y empresas y contribuyen al pago de impuestos, la creación de empleo y la innovación. Por ejemplo, en Shanghai, en 2016, las empresas extranjeras crearon el 20% del empleo, aunque sólo eran un 2% del total. En 2018 solicitaron 148.000 patentes, hasta el 9,2% interanual.

Pese a esto, el gobierno sigue protegiendo a las empresas locales para que desarrollen la industria doméstica. A largo plazo favorecería a las empresas chinas competir en igualdad de condiciones con las empresas extranjeras, y el hecho de que las empresas europeas vean a las chinas igual o más competitivas así que, como, además, las empresas chinas han salido al exterior con éxito, es hora de quitar las ventajas con las que cuentan y hacer el campo de juego igual para todos.

Mejora el tratamiento igualitario, pero casi la mitad informan de discriminación

En los últimos 3 años, las empresas europeas han visto una mejora en cómo las tratan comparando con las empresas chinas, pero un 45% todavía piensan que se las trata desigualmente, un 43% creen que se las trata igual y un 11% que reciben un trato más favorable que las chinas.

Las que consideraban que el trato era más favorable en 2014 eran un 11%; las mismas que en 2019. El año 2018 fue cuando menos empresas europeas vieron ese trato como más favorable (un 7%) o igualitario (el 41%).

negocios China apoyo gubernamental
productos chinos para la exportación

Las restricciones en el acceso al mercado son la principal razón por la que las empresas europeas creen que no están en pie de igualdad y por lo que se sienten menos bienvenidas que antes. Se ven en desventaja en lo relativo a temas administrativos, de comunicación con las autoridades y el cumplimiento medioambiental, por lo que soportan más cargas y no tienen representación en el proceso de creación de políticas.

Las empresas públicas dominan en muchas industrias

Tras la entrada de China en la OMC, en 2001, China debía acabar con los subsidios y otros apoyos financieros a las empresas propiedad del Estado (las SOEs). Se produjo una reestructuración que supuso el cierre de muchas empresas estatales con pérdidas y la cancelación de préstamos morosos por los bancos públicos. El resultado fue un aumento de la inversión privada de casi dos veces y media que la del Estado a principios de los años 2000.

Pero…, desde el 2011, la inversión privada desaceleró de manera dramática mientras la pública creció de manera mucho más rápida.

Aunque el número absoluto de empresas estatales ha disminuido, el número de empresas en las que el estado tiene una participación controladora ha aumentado.59 Al mismo tiempo, el valor de los activos estatales ha aumentado de alrededor de CNY 10 billones en 2003 a más de CNY 43 billones en 2019.60 Es evidente que el sector estatal se ha concentrado en un grupo de entidades más grandes con activos combinados que son más grandes que nunca. De hecho, el 70% de las empresas europeas dijeron que las empresas estatales estaban presentes en su sector, destacando la amplia influencia del estado en toda la economía.

El número total de SOEs ha bajado, pero el número de empresas en las que el Estado tiene participación ha aumentado y el valor de los activos del Estado ha subido de los 10 trillones de RMB en 2003 a 43 trillones en 2019.

Se ve que el sector público se ha concentrado en un grupo de entidades mayores con activos combinados, que son más grandes que nunca. El 70% de las empresas europeas dicen que las SOEs están presentes en su sector, destacando la gran influencia del Estado en la economía.

negocios en China formación negocios en China
el peso de las empresas públicas en los sectores donde operan las empresas europeas

Como vemos en la gráfica, las empresas que reportan mayor participación pública en su sector son las farmacéuticas, con un 37% de ellas que hablan de una participación superior al 75% y un 21% de empresas que hablan de participaciones de entre el 51 y el 75%. Las siguen las del sector de la educación y de ingeniería civil y construcción. El único sector que no informa de presencia pública superior al 75% es el hotelero.

Sectores donde la participación pública es del 51 al 75% como mucho es el de dispositivos médicos. Y donde las europeas ven menos es el sector legal, aunque un 42% de los consultados dicen que sí lo hay. En los servicios profesionales también parece verse menos participación pública.

El gobierno alentó la privatización de empresas públicas, reformando para ir hacia la propiedad mixta y abriendo competencia con el sector privado en sectores no sensibles, como automoción, comercio minorista y hospitality.

La introducción de reformas de propiedad mixta anima a las SOEs a buscar inversión privada y a invertir en el sector privado, aumentando la competitividad del sector estatal y su influencia en toda la economía. En parte, por estas razones, una cuarta parte de las empresas europeas se han asociado con SOEs en los últimos 24 meses.

Las razones para el sí son interesantes: 10 empresas lo hicieron por requerimiento legal, 15 como inversor financiero, 96 como socio estratégico, 25 por otras razones y 439 no lo hicieron. Las empresas europeas con JV en China (con empresas públicas y privadas) que contestaron son 163, las que no las tienen 422.

Sin embargo, en aquellos sectores considerados estratégicos para la seguridad nacional y la economía, el gobierno intenta consolidad la influencia de los activos estatales.

En los sectores con fuerte presencia estatales, como servicios financieros, las empresas europeas intentan aumentar su participación en el mercado pese al aumento de los límites de capital recientes y la posición dominante del sector estatal en dicha industria. Como muchos de los socios chinos de las empresas de servicios financieros son SOE, dejar que una empresa extranjera tenga una mayoría equivaldría a entregar activos estatales, lo que hace imposible que esa mayoría tenga lugar.

Las empresas públicas tienen ventajas en la mayoría de las áreas de negocio, incluidas las compras públicas, la capacidad de influir en políticas y en el acceso a financiación y en licencias.

negocios China oportunidades
las puertas chinas pueden ser duras de roer

Los aspectos donde las empresas privadas parecen estar más igualadas con las públicas, según las empresas europeas, son el trato en disputas legales, mayor acceso a subsidios y becas de I+D y mayor permisividad en el cumplimiento. Sólo una minoría que no supera el 6% considera que las privadas tienen más ventajas que las SOEs.

En 2018, el gobernador del Banco Popular de China (banco central), Yi Gang, dijo que China estaba considerando tratar las empresas estatales según los principios de la neutralidad competitiva. Esto, según la OCDE, puede entenderse como un marco regulatorio en el que empresas públicas y privadas se enfrentan con las mismas reglas y donde el contacto con el Estado no trae ventaja competitiva a ningún participante en el mercado.

Esto podría entenderse (no lo dice la Cámara) como igualdad entre empresas públicas y privadas chinas, no necesariamente extranjeras en la práctica.

En marzo de 2019, durante una reunión del Consejo de Estado, se anunció que el gobierno implementará el principio de neutralidad competitiva y revisará las políticas y medidas que obstaculizan el crecimiento de las empresas privadas y no tratan a los inversores nacionales y extranjeros como iguales.

Como siempre en China, habrá que verlo en la práctica. Un tercio de los miembros de la Cámara piensan que ocurrirá en los próximos 2 a 5 años, y otro tercio cree que no pasará jamás. Un 5% dice que ya se ha producido.

Según declara la Cámara, el gobierno chino no tiene actualmente ninguna legislación formal que establezca un cronograma o medidas específicas para lograr la neutralidad competitiva, y no está claro tampoco cómo mediría su progreso hacia el cumplimiento de este objetivo.

El Made in China 2025 todavía se ve como una promoción injusta de la industria china

En las industrias que caen bajo la iniciativa del China Manufacturing 2025 o CM2025, las empresas europeas informan de una mejora en su posibilidad de participar, pasando del 42% al 2018 al 53% en 2019.

Según la encuesta, los sectores más favorecidos son los de los dispositivos médicos, químico y petrolero e IT y telecomunicaciones. Donde menos, en automoción.

negocios eon China fabricación venta import export
¿qué opinan las empresas europeas del China Manufacturing 2025?

Pero el CM2025 todavía se ve como el instrumento para promocionar a las empresas locales a expensas de las extranjeras, y el 40% consideran que ha aumentado la discriminación bajo esta iniciativa. El 60% dice que no.

La próxima semana veremos algunas alarmas y el compromiso de las empresas europeas en China. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (IV)

Continuamos con la cuarta entrega sobre la encuesta realizada por la Cámara de Comercio Europea en China en 2019. En ésta hablamos de la ambigüedad de las normas y de las transferencias forzadas de tecnología con que se encuentran las empresas europeas al hacer negocios en China.

Las reglas ambiguas obstaculizan el progreso

La ambigüedad de las reglas y regulaciones está en lo más alto de los obstáculos regulatorios, seguida de un entorno legislativo impredecible. Por ejemplo, una de las fuentes de esa ambigüedad en las leyes es la cláusula de apertura de la mayoría de normas, que termina con “…. y otros, como prevén otros leyes y regulaciones relevantes”. Esto permite a las autoridades gozar de margen para hacer cumplir la ley de maneras diferentes, y a las empresas se les dificulta cumplirla totalmente.

negocios en China incertidumbre
La incertidiumbre es una constante al hacer negocios en China

Otro ejemplo es la Ley de Inversión Extranjera, aprobada este mismo año por el Congreso Nacional del Pueblo. Tiene términos tan amplios sin definir que crea incertidumbre y no favorece la confianza de las empresas, como “necesidades de la economía nacional y el desarrollo social”.

El tercer obstáculo regulatorio es las barreras al mercado y las restricciones a la inversión, seguidas de los problemas administrativos.

Es de notar que la corrupción preocupa, como primer, segundo o tercer obstáculo a un 10% de las empresas en total. Y los requerimientos de transferencia tecnológica a un 8%. La corrupción sólo es el obstáculo principal para un 3% de las empresas consultadas, es el segundo para otro 3% y el tercero para un 4%. Las transferencias tecnológicas forzadas preocupan en primer lugar a un 2% de las empresas participantes en la encuesta.

Son más preocupantes los requerimientos de licencias y los procesos de registro, la discrecionalidad en la ejecución de las normas y los procedimientos aduaneros, así como la discriminación en las subastas de compras públicas.

Esa ejecución discrecional de las normas se refiere mayoritariamente a una interpretación diferente según las distintas autoridades (36%), una interpretación diferente entre las distintas regiones (31%) y la interpretación que varía con el tiempo (30%).

Las empresas europeas creen que se debe a que las reglas son demasiado ambiguas o poco claras (en un 34%), que se malinterpretan accidentalmente por los funcionarios (27%), que se malinterpretan intencionadamente por los funcionarios (19%) o que no se pueden ejecutar por la limitada capacidad de los funcionarios (19%).

Otro ejemplo de ambigüedad es la Ley de Calidad de Productos, que utiliza el término “unqualified products” sin especificar qué estándar nacional hay que aplicar, lo que crea conflictos entre empresas, consumidores y autoridades locales.

La mejora del ambiente de negocios beneficia principalmente a las empresas chinas

El informe Doing Business del Banco Mundial mide lo propicio que es el inicio y operaciones de un negocio local en los distintos países. En 2018 China subió hasta el puesto 46, desde el 78 el año anterior, y lo hizo gracias a las medidas para aligerar las cargas. Sin embargo, las empresas europeas, en 2019, sugieren que no han visto las mejores que sí han visto las empresas locales.

Y es que, en China, si la empresa tiene capital extranjero, es una empresa extranjera, mientras que, en Occidente, lo normal es que una empresa que tiene su domicilio en una determinada jurisdicción tenga la “nacionalidad” de dicha jurisdicción. En China no es así.

Las transferencias internacionales han sido un problema para el 72% de los que contestaron la encuesta. Ejecutar los contratos, lidiar con los permisos de construcción y reubicación (que son comunes) fueron especialmente problemáticos.

Aunque la Cámara no lo diga directamente, China está intentando evitar que el dinero se vaya fuera. Bienvenido para entrar, pero no para salir por más que se diga lo contrario.

gráfico dificultades en China
facilidades y dificultades al hacer negocios en China

Como vemos en la gráfica, las mayores facilidades están en el acceso a los suministros, el registro del negocio y pagar impuestos; es decir, lo que supone prepararse para pagar o pagar. Las mayores dificultades están en las transferencias internacionales, conseguir fondos o crédito en China y tratar con los permisos de construcción.

Según el Doing Business 2018, en China las empresas locales tardan 9 días de media en constituirse. El 89% de las europeas que se constituyeron el año pasado tardaron al menos 15 días. Pero, de hecho, a un tercio de los que contestaron la encuesta tardaron 3 meses mínimo. Y, aun así, es un avance. Hace unos años había que renovar la licencia al año antes de que la empresa estuviera acabada de constituir.

Las empresas consultadas por la Cámara no establecieron un nuevo negocio, oficina, sucursal, etc. en un 89%. El 11% de las que lo hicieron tardaron menos de 15 días, el 25% entre los 16 y los 30 días. El 32% necesitaron de 1 a 3 meses, el 15% de 3 a 6 meses, el 11% de 6 meses a 1 año y el 6% más de un año. Es decir, la mayoría de ellas tardaron más de 3 meses.

Las transferencias tecnológicas obligatorias continúan pese las promesas del gobierno chino

Este año un 20% de las empresas se han sentido obligadas a transferir su tecnología para mantener su acceso al mercado, cuando era el 10% en 2017. Es decir, se ha doblado en 2 años. A menudo, las empresas europeas escogen transferir voluntariamente la tecnología para hacer más confiables a sus proveedores o producir con mejor calidad. Las transferencias no voluntarias tienen lugar a través de acuerdos de JV o regulaciones para acceder al mercado. No todas las empresas tienen tecnología para transferir, por ejemplo en servicios. Las que se han sentido obligadas a transferir son las del sector químico y petrolero (un 30%), dispositivos médicos (28%), farmacéutico (27%) y automoción (21%).

Lo bueno es que el 80% de las empresas no se sintieron compelidas a transferir.

negocios en china tecnología
China quiere tecnología occidental para desarrollar sus empresas y sus mercados exteriores

En este tema vuelve a escena la indefinición de las normas chinas. El documento 19 del Consejo de Estado de junio de 2018 prohíbe que los funcionarios gubernamentales obliguen a la transferencia tecnológica pero el redactado deja margen para que, por medios administrativos, se obligue a la transferencia.

En China hay sectores prohibidos y restringidos a la inversión extranjera, por lo que la única manera de que las empresas europeas puedan operar en el mercado es entrando en JV con socios chinos que mantienen porcentajes de control (no tiene porqué ser el 51%). Algunas empresas han sido obligadas a transferir tecnología clave a socios chinos que luego han competido con ellos en China y en otros mercados. Las empresas públicas chinas (las SOE, State Owned Enterprises) tienen un gran papel porque pueden pedir a sus proveedores la tecnología extranjera, a cambio de pedidos. El 63% de los que se sintieron obligados a la transferencia dijeron que había pasado en los 2 últimos años y un cuarto de ellos dijeron que la transferencia todavía tiene lugar ahora.

Las transferencias que ocurren en este momento son un poco menores que las que tenían lugar entre hace 3 y 5 años, aumentaron las que tenían lugar hace 1-2 años, disminuyeron hace un año y vuelven a incrementarse ahora.

La próxima semana hablaremos de los problemas relacionados con internet en China y que afectan a las empresas europeas a la hora de hacer negocios.

Puedes consultar los otros artículos de la serie en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

https://www.youtube.com/channel/UCbJYWpqRRSTpLgEi5EuO3jg

 

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (III)

Continuamos con la tercera entrega sobre la encuesta realizada por la Cámara de Comercio Europea en China en 2019.  En ésta hablamos de aspectos comerciales y de acceso al mercado junto con otras dificultades que se encuentran las empresas europeas al hacer negocios en China.

Perspectivas comerciales en el marco de una ralentización económica

La mitad de las empresas que contestaron consideraron que hacer negocios se ha vuelto más difícil en el último año. Un 40% de las empresas creen que sigue igual.

negocios China acceso al mercado chino

La ralentización económica china la nombran un 27% de los miembros de la Cámara como el primer reto futuro del negocio en China, frente a un 8% del año anterior. El crecimiento económico se ha desacelerado mientras el gobierno chino buscaba el control de los riesgos financieros reduciendo la dependencia de estímulos basados en deuda, lo que ha llevado a menor acceso al crédito de las empresas privadas.

La desaceleración puede impactar negativamente a sus ingresos a largo plazo, afectando resultados finales, costes y acceso a la financiación.

Las empresas pudieron evitar un poco los problemas acelerando la exportación fuera de China en el último trimestre de 2018, por la previsión de aranceles americanos, pero la desaceleración fue evidente ya en 2019.

negocios en China desaceleración económica
las empresas notan la desaceleración económica en China

El segundo reto de las empresas europeas es la ralentización económica global y el tercero es mayoritariamente la guerra comercial entre China y EEUU. El aumento de los costes laborales, la ambigüedad de reglas y regulaciones, la competencia de empresas competidoras que no cumplen regulaciones, la competencia de empresas privadas chinas, las barreras en el acceso al mercado y las restricciones a la inversión son primeras razones para un 4% de las empresas y la segunda razón para algunas más.

El FMI previó una continuación de la ralentización para 2019 y China ha tomado medidas para eliminar cargas operativas, disminuyendo las contribuciones fiscales y sociales, aumentando el objetivo de déficit presupuestario del gobierno central y bajando el IVA. Aunque llevará tiempo que produzcan efecto, éste será positivo para un crecimiento de alta calidad, más sostenible.

Debido a la ralentización, las empresas han revisado sus previsiones y menos de la mitad son optimistas en relación al crecimiento de su sector en los próximos 2 años, con una bajada interanual del 17%. EL optimismo no era tan bajo desde 2016, ese optimismo que era del 80% en 2011 y que ha ido bajando mientras aumentaban la opinión neutral y la pesimista.

Nuevos desafíos por el “déficit de reforma” chino

Según la Cámara, la agenda de reformas ha progresado muchísimo en los dos últimos años, en acceso al mercado y en la mejora del I+D, medioambiente y entorno empresarial local. Pero no ha acompañado el crecimiento de la economía china. Dado que la comunidad internacional ve cómo China opera libremente en la mayoría de países, sobre todo occidentales, amparándose en la libertad de comercio mundial, mientras mantiene su propio mercado básicamente para las empresas chinas, por lo que los demás países comparan las ganancias chinas en el exterior con las extranjeras en China. Los principales destinatarios de las inversiones chinas son EEUU, Australia y Gran Bretaña.

Los sectores que más sienten la diferencia entre cómo son tratadas las empresas chinas en el extranjero y cómo son tratadas las suyas extranjeras en China son la ingeniería civil y construcción, y el Farma, con un 83% de las respuestas, seguidas de las empresas de tecnología de la información y telecomunicaciones (un 79%), servicios financieros, incluidos seguros (el 69%), cosméticos (67%), maquinaria y legal (61%), químico y petrolero (57%), actividades profesionales (52%), automoción (46%), food & beverages, educación y hospitality (43%), transporte, logística y distribución (42%) y, la más baja, dispositivos médicos (el 25%).

Es decir, de media, el 56% de las industrias seleccionadas y de las empresas consultadas creen que hay esta falta de reciprocidad.

La reforma regulatoria se vuelve imperativa

Después de los riesgos macroeconómicos, el aumento de los costes laborales y la guerra comercial con EEUU, las reglas y regulaciones ambiguas son el mayor desafío. La Cámara Europea pide reformas con un entorno regulatorio e instituciones maduras y transparentes que se alineen con las normas internacionales. Esto hará más seguras y productivas a las empresas y la apertura de nuevas áreas económicas puede equilibrar los efectos de la desaceleración, con mejores resultados para los consumidores.

Cargas regulatorias más difíciles de soportar

Entre los encuestados que enfrentan restricciones de acceso al mercado, el 67% dice que son de barreras indirectas: problemas de certificación y políticas, y dificultades para obtener licencias. Debido a lo vago de buena parte de las normas en China, las empresas lidian con cargas operativas y mucha incertidumbre, por lo que los planes a largo plazo, la prevención de riesgos y la comunicación con la sede son muy desafiantes…

Todo ello conlleva costes financieros. Un 39% de las empresas dijeron que los factores reguladores afectaron negativamente los márgenes de ganancias netas en 2018. Los otros factores que también afectaron negativamente fueron los de demanda (36%) macroeconómicos (44% de las empresas), los competitivos (51%) y los costes (56%).

Las empresas se quejan de la lentitud de las reformas y de la pérdida de oportunidades por un 43% de ellas debido a las restricciones de mercado o barreras regulatorias. Más del 10% dijeron que las oportunidades valían un tercio de sus ingresos anuales en China.

Esto es un poco menos que el año pasado, pero, mirando la gráfica, observamos que no ha habido grandes mejoras desde 2015 al menos.

negocios en China problemas en China
las empresas europeas se quejan de pérdida de oportunidades por culpa de la regulación china

La pérdida de oportunidades se traduce en costes mayores y un 25% de las empresas consideran que la pérdida de ingresos anuales ha sido del 0 al 10%, mientras un 30% considera que ha sido del 10 al 25%. Un 9% dice que ha sido del 9% y un 4% de las empresas dice que ha sido más del 50%. Los que no lo saben este año son un 22% de las empresas consultadas.

En 2018 era un 25% el porcentaje de empresas que no sabían cuál era la pérdida, el resto reportaba pérdidas similares a las de este año. Llama la atención que en 2015 era sólo un 7% de las empresas las que decían desconocer sus pérdidas de ingresos por la pérdida de oportunidades. En 2016 subieron a un 21%; y, en 2017, el porcentaje bajó al 16%.

Puede ser que las empresas hayan empezado a ser más cuidadosas al observar cómo les afecta económicamente esa pérdida de oportunidades de negocio.

La falta de cumplimiento de las expectativas por el sistema regulatorio es la segunda razón por la que las empresas se sienten menos bienvenidas en China. La primera es el trato desigual respecto a las empresas chinas.

negocios en China descontento empresas extranjeros
el gobierno chino trata de manera desigual a las empresas extranjeras y chinas. Eso es fuente de descontento

El trato diferente que se otorga a las empresas extranjeras y a las chinas es la principal razón para el 29% de las empresas y la segunda razón para el 18%. Como decíamos, que el sistema regulatorio no cumpla las expectativas es la segunda razón de la lista para un 17% y la segunda para un 18%. Las barreras de acceso al mercado todavía existentes son la principal causa para un 15% de las empresas y la dificultad de obtención de licencias y certificaciones son el 14%.

Esa falta de cumplimiento de las expectativas, junto con el trato desigual que se obtiene en China debe hacernos reflexionar sobre la falta de información que hay al instalarse en el país. La aproximación debe ser más realista para que la empresa extranjera en China cuente con todos los factores al hacer negocios.

Llama la atención que, en relación al marco regulatorio, las empresas extranjeras esperan un aumento de obstáculos regulatorios en los próximos 5 años. Un 16% de ellas esperan un aumento significativo y un 31% esperan un aumento ligero. Un 25% esperan que se mantenga igual, otro 25% espera que bajen ligeramente y un 2% que bajen significativamente.

La próxima semana hablaremos de algunas consecuencias del marco regulatorio chino en las empresas extranjeras.

Puedes leer los otros artículos de la serie en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (II)

Oportunidades en la China innovadora

En 2015 China superó a la UE en gasto total en I+D, convirtiéndose en el segundo mayor “gastador”/inversor a estos efectos, tras EEUU, pero reduciendo la diferencia año tras año, pudiendo superarles en 5 o 10 años.

Además de todos los incentivos públicos (como subvenciones, oficinas baratas o gratis, préstamos “a fondo perdido” por los bancos, formación…), las empresas chinas se benefician del propio tamaño del mercado chino. A los chinos se les anima a innovar y, a los estudiantes que han estado fuera se les anima a llevar sus conocimientos a China y se les ayuda también a emprender.

negocios en China innovación empresas
Las empresas chinas tienen algunos aspectos innovadores

Todas las provincias chinas tienen un “organismo” para la atracción del talento chino en el exterior y se compensa a quienes “presentan” a estos talentos dispuestos a volver.

En este ámbito, las empresas europeas creen que China tiene mejores incentivos gubernamentales, bajos costes de investigación y productividad de los equipos de I+D, pero debe mejorar en el acceso a internet y la protección de la propiedad intelectual.

El primer objetivo del gobierno en I+D es convertir la ciencia y la tecnología en un motor de crecimiento económico sostenible y de alta calidad. El sector privado ve la innovación como un medio para aumentar su ventaja competitiva, doméstica e internacional. El gasto en I+D en el sector privado (negocios extranjeros en China incluidos) aumentó en 2017 un 12,5%.

En 2018, las empresas europeas reconocieron por primera vez que las empresas chinas eran tanto o más innovadoras que ellas y en 2019, un 62% continúa pensando lo mismo. Por ejemplo, las líneas aéreas piensan que los agentes de viaje chinos como Ctrip y Qunar lideran las interfaces de compra de billetes y en marketing. De hecho, Ctrip se está extendiendo internacionalmente y compró Skyscanner. Está en el Forbes Top 30 de las empresas más innovadoras de 2018.

negocios en China innovación inversión
China quiere atraer a los chinos formados en el exterior y que el talento extranjero invierta en el país

Un 35% de las empresas europeas en China consideran todo esto una oportunidad y le dan la bienvenida a una competencia sana, porque estimula la entrega de bienes y servicios de más calidad a precios razonables y porque tendrán más empresas innovadoras en sus cadenas de suministro.

En cambio, un 15% lo consideran más una amenaza que una oportunidad, y ¡para el 46% es tanto una oportunidad como una amenaza!

Las empresas chinas siguen con buenos resultados innovadores en comercialización y operación de servicios existentes, pero, al innovar en productos, servicios y procesos, las empresas europeas todavía tienen ventaja.

Los chinos están mucho más avanzados que los europeos en la entrada en el mercado y en los modelos de negocio.

Cielos azules

Los miembros de la Cámara Europea reconocen mejoras en la calidad del aire de todo el país en el último año. La reducción de la contaminación se atribuye en gran medida al Plan de Acción del Consejo de Estado de 2013, con límites de partículas para cada provincia, y luego un nuevo plan trianual del Consejo, parte del Plan Quinquenal que establece un mandato de reducción para determinadas ciudades que no se ha cumplido.

negocios China apoyo gubernamental
productos chinos para la exportación

Las conocidas áreas del eje Beijing-Tianjing-Hebei y deltas del Yangtse y del Perla) superaron sus objetivos, pero ninguna ciudad china ha logrado alcanzar los promedios de partículas recomendados por la OMS. La implementación local en ocasiones ha sido dura y errática, con cierres de fábricas sin preaviso y en el último momento para cumplir los objetivos (típico chino), lo que crea incertidumbre entre las empresas.

El 24% de las empresas notan una mejora significativa, el 50% alguna mejora y un 18% no encuentra cambios. Para un 7% la situación ha ido a peor y para un 1% el deterioro ha sido significativo. La calidad del aire chino es un asunto importante para las empresas europeas, para que puedan atraer talento internacional. Parece que la percepción exterior sobre la calidad del aire chino irá detrás de las mejoras.

Puedes leer los demás artículos de la serie en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram