Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (y IX)

Terminamos hoy la serie de artículos sobre lo que piensan las empresas europeas establecidas en China. En esta última entrega, abordamos la guerra comercial entre China y EEUU, otra guerra en China, la del talento, tanto chino como extranjero, y la Iniciativa OBOR. Esta serie se basa en la encuesta que, cada año, realiza la Cámara de Comercio Europea en China. Las empresas son de distintos sectores y tamaños.

Impacto limitado y gran incertidumbre de la guerra comercia EEUU-China

EEUU impuso aranceles a las importaciones chinas en julio de 2018 contra lo que considera continuas prácticas comerciales injustas. Cuando se hizo esta encuesta, en enero de 2019, EEUU los había impuesto por valor de 250 billones de dólares y amenazaba con otros 267. China los había puesto por valor de 110 billones. Las empresas europeas, con cadenas de suministro internacionales, se han visto afectadas. Más de un tercio dice que se han visto afectadas negativamente contrariamente a las expectativas que decían que se beneficiarían.

formación negocios en China
impacto de la guerra comercial sobre las empresas europeas en China

Sin embargo, la mayoría de las empresas no resultan afectadas por los aranceles impuestos a productos hechos en EEUU u otros mercados porque están en China por el mercado chino y no para exportar.

En general, las empresas europeas no han modificado su estrategia, pero sí vigilan la situación de cerca (un 68%, casi 400 empresas). Parece que el conflicto tendrá poco impacto directo en los miembros de la Cámara, el mayor será sobre las opiniones, que puede obstaculizar las decisiones de negocio. En el futuro probablemente aumente el efecto negativo en el crecimiento económico.

Sólo un 6% de las empresas se han mudado o consideran mover producción relevante fuera de China. Los países destino son principalmente de ASEAN (26%) y de Europa (24%).

Es interesante ver las diferencias con las empresas taiwanesas. Las más significativas han sacado el grueso de producción de China, dejando poco en el país.

Una cuarta parte de los que contestaron exportan de China a EEUU y sí resultan afectados. Son del sector de maquinaria (49%), ingeniería civil y construcción (43%) y hospitality (45%).

El 49% de las empresas han cubierto los costes y mantienen los precios, y un 16% han pasado sus productos por otros países.

Los importadores de suministros de EEUU más afectados por los aranceles chinos son de químicos y petroleros (57%), farmacéuticos (54%) y dispositivos médicos (48%). El 62% de los que contestaron dicen que los precios han aumentado y el 38% restante dice que se mantienen estables. El 38% de las empresas ha subido los precios a los productos afectados, el 34% los ha asumido para mantenerlos iguales y el 28% ha cambiado de proveedores para evitar los aranceles.

Se intensifica la lucha para atraer y retener talento

La población en edad laboral china alcanzó su máximo en 2010 y empieza a ser evidente ahora la contracción, cuando las empresas luchan por atraer el personal adecuado. El 61% de las empresas europeas dice que atraerlo es un reto actual.

A la hora de atraer talento internacional, los mayores retos son la calidad del aire (que está mejorando en China), las altas expectativas salariales, la falta de voluntad de moverse y las restricciones en los permisos de trabajo y residencia.

formación negocios en China negocios con China talento
factores que dificultan atraer talento extranjero a China

Vemos que las expectativas económicas y los problemas con los permisos de trabajo y residencia son las primeras causas de problemas para un 21% de las empresas, seguidas de falta de voluntad de los extranjeros de mudarse a China para un 20% de las empresas. La calidad del aire ha sido un primer problema para un 16% de las empresas.

La calidad del aire preocupa bastante a los extranjeros cuando tienen hijos o ya llevan unos años en China. Es un factor que hace salir de China.

Respecto a los altos paquetes salariales para “expatriados”, que son un primer problema para el 21% de las empresas, parece que, en realidad, la edad dorada se acabó hace tiempo y muchas empresas extranjeras en China ofrecen poco más que a los trabajadores chinos. Un 6% de las empresas dicen que las oportunidades de carrera no se ven prometedoras y, por lo que me han contado extranjeros trabajando para empresas chinas y occidentales, es verdad.

Los empleados extranjeros suelen ser más productivos que los chinos, pese a las largas jornadas laborales que puedan tener en algunas empresas. Muchos extranjeros no tienen grandes ventajas ante las empresas occidentales por hablar chino e inglés, estar licenciados con experiencia en China y renunciar a muchas cosas de sus países. Muchas empresas extranjeras acaban prefiriendo tener a un chino “de confianza” aunque sea menos productivo y leal que el extranjero. Creen que es equivalente al extranjero. Ambos perfiles tienen ventajas y desventajas para las empresas.

Para atraer talento chino, las altas expectativas salariales superan a todas las demás, primera dificultad para un 60% de las empresas y la segunda para un 19% de ellas.

formación negocios en China trabajo en China
Los empleados chinos pueden tener expectativas salariales tan altas como los extranjeros que puedan trabajar en China

A los chinos les gusta trabajar con salarios o paquetes muy altos sobre todo por varias razones. Ya no se trata solo de poder comprarse lo que les guste, es que las cargas familiares pueden ser muchas. Los hombres deben comprar en general un piso para poder casarse, no vale alquilar. Un buen partido necesita casa y coche, y dinero en el banco. El hombre debe proveer para la familia en el pensamiento tradicional chino. La mujer, aunque trabaje, tendrá un hijo o dos, deberá apartar su carrera profesional, aunque sea unos meses y espera que su marido cumpla con la protección a ella y los hijos.

Si, además, la esposa mete a sus padres en casa (algo muy habitual, aunque también puede ocurrir con los del marido), aunque los abuelos ayuden, como canguros o incluso aportando sus pensiones…, donde comen cuatro comen cinco, pero en las ciudades más caras el hombre puede tener una presión brutal para generar ingresos y estar bien visto por toda su familia.

Muchas mujeres, incluso jóvenes, esperan que su marido las “retire” al casarse y que las mantenga a ellas y los hijos trabajando, o haciendo negocios, y ganándose bien la vida. La mujer se ocupará de la administración de la casa y, probablemente, del dinero. Ayudará a que los hijos lo hagan lo mejor posible en la escuela y les acompañará a las actividades extraescolares, presionando en casa lo que haga falta.

Si el paquete salarial tiene ayuda a la maternidad, ayuda a la compra de vivienda, seguro médico… mejor que mejor. Pero todo esto encarece el sueldo a la empresa.

En relación a los extranjeros, China implementó un nuevo sistema para la obtención de los permisos de trabajo y residencia el 1 de abril de 2017. La Cámara y sus miembros consideran que simplifica los procesos para el talento de alto nivel (quizás los de nivel A), pero no para la mayoría de los extranjeros y contratados por las empresas europeas, más bien lo ha recargado más.

Desconocemos la situación en otras zonas de China, pero, al menos en Changsha, donde todos los chinos del norte podrían decir que “no se enteran de nada”, el sistema es bastante fluido. Sí que parecemos sospechosos y quieren declaraciones de impuestos de la empresa y del extranjero cada año para la renovación, pero el sistema no es tan complicado, sobre todo si lo lleva a cabo un chino, porque todo el sistema informático del Foreign Expert Bureau al que se sube la documentación y solicitud está en chino. El Public Security Bureau, en Changsha, está cada vez más informatizado y se presentan los documentos online en su propia oficina.

Las empresas europeas se quejan de que, tras obtener el permiso de trabajo (que todo el mundo llama working visa aunque no lo sea), el extranjero tiene que esperar todavía 3 semanas por el permiso de residencia, periodo durante el que no se puede trabajar. Los candidatos se pueden hartar y buscar otro trabajo (fuera de China, claro).

trabajar y hacer negocios en China formación
pantallazo del sistema del Foreign Expert Bureau donde aparecen los 3 niveles de extranjeros con permiso

Por lo que yo conozco, con el permiso de trabajo se puede trabajar, pero hasta que no se tiene el de residencia pegado en el pasaporte, no se puede salir de China. Hago la broma de que, en esa situación, se puede trabajar en China, pero no vivir…

La modificación del sistema de permisos hace que sólo un nacional chino pueda comparecer ante la administración china para tramitar el permiso de trabajo. Yo puedo hacerlo sola porque ya estaba antes como tramitadora de mi propio permiso en el sistema, de lo contrario tendría que hacerlo un empleado o amigo… chino. Además, sólo dan permisos de trabajo y residencia de como máximo un año. Hay que estar gastando mucho dinero para que consideren dar 2 años. Antes del presidente actual, la situación era más cómoda para muchos extranjeros.

Este tipo de limitaciones no las tienen los chinos fuera, un factor más para que los extranjeros pidan un trato de reciprocidad.

Las empresas europeas consideran que los mayores retos al solicitar permisos de trabajo para empleados extranjeros son los procesos de certificación complicados (32%), periodos largos que impiden cumplir plazos de los puestos de trabajo (26%), estándares nada claros (23%), requerimientos de diplomas educativos rígidos (18%), restricciones por el límite de los 60 años para que un extranjero trabaje en China (19%) y la exigencia de 2 años de experiencia (19%).

Y es que China quiere diplomados con un mínimo de 2 años de experiencia posterior para poder trabajar en China y no renueva los permisos de los empleados de 60 años.

A un 23% de las empresas no les son de aplicación estos retos.

En septiembre de 2018, el Congreso Nacional del Pueblo anunció una nueva ley de impuesto de la renta de personas físicas y el 37% de las empresas dicen que aumentaron sus cargas operacionales. El 48% declaró poco o ningún impacto.

Falta de relevancia de la OBOR

Muchas empresas creen que la Iniciativa OBOR (One Belt One Road) o la Franja y la Ruta, puede traer oportunidades, pero para el 88% de las empresas Europas miembro de la Cámara de Comercio no hay ni proyectos adecuados ni información que permitan participar.

A la pregunta de si la empresa puede acceder a fondos, incluso subsidios, para proyectos de la OBOR, las empresas del sector hospitality son las que dicen que sí en mayor proporción, un 45%. Las siguen las de educación con un 25%.

Según qué sectores, de los que se habla en Europa (relativos a infraestructuras, como ingeniería civil, logística, transporte, etc.), las empresas ya establecidas en China sólo ven acceso en un 20 y 21%.

negocios con China formación OBOR
las empresas europeas no tienen altas expectativas de beneficiarse de la OBOR

Se pueden ver todos los porcentajes en la gráfica anterior.

Los proyectos OBOR parecer ser inadecuados e ilusorios para las empresas ya establecidas en China y que deberían tener información de primera mano, sobre China, sus maneras de hacer, y el acceso a todo lo relacionado con China. Del 88% de empresas que no ven oportunidades en la OBOR, la principal razón es la falta de proyectos adecuados, con un 42%, y la falta de información disponible es la segunda razón con un 37% de empresas.

Otras razones son la falta de socios potenciales, la falta de confianza en los posibles socios, el acceso insuficiente a fondos, la inestabilidad política en los países donde están los proyectos, marco regulatorio excesivo y el sistema de compras públicas injusto para ellas. Llama la atención que un 32% de las empresas que respondieron hablaron de otras razones. Vemos las cifras en la gráfica siguiente.

formación negocios con China OBOR franja y ruta
los proyectos de la OBOR no parecen ser relevantes para las empresas europeas instaladas en China

Podemos hacernos una idea entonces. Las empresas europeas están en China por unas razones y la OBOR es una iniciativa china que pretende dar salida a su sobrecapacidad productiva, mientras establece su poder a lo largo de unas rutas que pretenden evitar bloqueos americanos y configurarse como potencia. Las empresas europeas que contestaron a la encuesta son de servicios profesionales en un 29% (financieros, TIC y telecomunicaciones, legal, medios y publicidad), de bienes industriales en un 36% (automoción y componentes, aeroespacial y aviación, químico y petrolero, ingeniería civil y construcción, medioambiente, maquinaria transporte, logística y distribución, utilities, energías primarias y otras commodities), de bienes de consumo en un 18% (cosmético, educación, moda y textil, F&B, hospitality, dispositivos médicos, farma, retail, viajes y turismo) y otros en un 17% (agricultura, asuntos gubernamentales y otros).

Aunque algunas empresas extranjeras puedan colaborar con empresas chinas, en ocasiones éstas disponen de fondos para aprender sobre la marcha en el sector que se trate con el proyecto que se adjudiquen, y eso no lo tienen las extranjeras. El papel de estas empresas extranjeras sería casi de acompañamiento, poniendo su marca y enseñando a hacer, y posiblemente luego recibirían el puntapié al no ser necesarias, tras tener las chinas el know-how para llevar a cabo otros proyectos en solitario.

Ya desde el principio se vio que la OBOR pasaba por lugares políticamente inestables, con problemas de seguridad política y física, con condiciones meteorológicas y geográficas difíciles (desiertos, monzones, tifones, señores de la guerra, quiebras…). Y se han ido haciendo realidad algunos problemas, con la muerte de ciudadanos chinos que llevaban a cabo proyectos de construcción en varios países.

Además, los préstamos chinos desproporcionados y la construcción de mega proyectos innecesarios en muchos países receptores, han hecho caer a varios países en la trampa de la deuda, por lo que China se hace con infraestructuras clave en los países deudores. La manera sospechosa de obtener la aprobación de los préstamos ha hecho que algunos países den marcha atrás en la ejecución de los proyectos. En otras ocasiones, las condiciones han dado lugar a ejecuciones de proyectos en solitario en los otros países, sin la presencia china.

Con semejante avispero y el tamaño de las empresas extranjeras en China, un 69% de las cuales lleva más de 10 años en el país, no es de extrañar que no vean oportunidades en la OBOR.

Con este artículo cerramos la serie sobre lo que piensan las empresas europeas instaladas en China. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VII): propiedad intelectual y compromiso con el mercado chino

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VIII): inversión y situación de las pymes

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VIII)

Seguimos esta serie sobre el clima de confianza que ha estudiado la Cámara de Comercio Europea en China, esta vez hablando sobre la disponibilidad de las empresas europeas a aumentar la inversión en el país, la política china relacionada y la situación más concreta de las pymes europeas en China.

Las empresas europeas exitosas están listas para invertir más bajo las condiciones adecuadas

Pese a la preocupación por la desaceleración económica, solo se ha producido una caída del 7% interanual de los que informaron de aumento de los ingresos. Dado que 2017 fue un año record de ingresos, la caída quizás no sea tan importante.

En 2018, los servicios profesionales (10%) y los despachos de abogados (12%) vieron un aumento de demanda porque otros sectores buscaron sus servicios para reducir costes, lidiar con la guerra comercial entre EEUU y China y el cierre de fábricas por el gobierno contra las contaminantes.

Los dispositivos médicos también tuvieron buenos resultados. Las principales razones para el aumento de la demanda fueron el envejecimiento de la población y la mejora general en el acceso de la población a tratamientos médicos avanzados. El aumento de enfermedades crónicas por estilos de vida poco saludables también es un factor.

Las industrias del transporte, logística y distribución fueron las que menos subidas de ingresos tuvieron. Al ser proveedores de servicios para fabricantes, las empresas están reconfigurando sus cadenas de suministros para abordar los retos de la mejora de la fabricación, la desaceleración económica y la guerra comercial con EEUU.

ingresos empresas europeas en China negocios en China
evolución de los ingresos en 2018 en relación con 2017

En 2019 vemos que sólo un 13% de las empresas declaran un aumento de beneficios sustancial, superior al 20%, pero un 46% de las empresas dicen tenerlo del 5 al 20%. Las empresas que han menguado sus ingresos en más de un 20% son un 4%, y las que lo han bajado del 5 al 20% son el 8%. Son más que en el año anterior.

Pese a la disminución del crecimiento, el 75% de los que contestaron declararon beneficios ante impuestos y un 16% informan de estar en el punto de equilibrio. Esto indica que las empresas europeas se mantienen ágiles en un mercado más desafiante en todos los sectores y manejan sus costes de manera efectiva. Sólo un 9% (un punto más que en 2018 y menos de la mitad que en 2009) hablan de pérdidas.

Comparando los beneficios en China (EBITDA) y con el resto del mundo, un 39% de las empresas dicen que son superiores a los que la empresa tiene a nivel global, el 36% dice que son los mismos y el 25% que son más bajos.

empresas europeas negocios en China ingresos comparativa
evolución del EBITDA en el último año

Vemos EBITDAs superiores a la media mundial en 2019, como lo fueron también en 2009 y, sobre todo, en 2012. Los peores años fueron 2015, 2016, 2010 y 2013 para las empresas con pérdidas.

Otra cuestión a conocer sería si esas empresas pudieron repatriar beneficios de China o si tuvieron que reinvertirlos en el país por no poder hacer otra cosa.

El 65% de las empresas europeas estaría dispuesta a invertir más si el gobierno diera mayor acceso al mercado a las empresas internacionales. La mitad invertirían del 5 al 10% de sus ingresos anuales. Sólo un 35% dice que no tendría impacto, y estarían dispuestas a invertir más de un 5% de sus ingresos anuales en un 32% de los casos, del 5 al 10% en un 49% de los casos, del 11 al 20% en un 19% de los casos y más del 20% en el 13% de las empresas. Es decir, se abra o no el mercado, un 35% de las empresas europeas parecen más que dispuestas a invertir una buena parte de sus ingresos anuales.

Las pymes piden mejor implementación de políticas

Las pymes representan el 99,6% de las empresas en China y contribuyen al 60% del PIB. Han criado más del 80% de los empleos, tienen más del 70% de las patentes y contribuyen a más del 50% de los impuestos. Las multinacionales dependen de ellas en sus cadenas de suministros e industrias de apoyo. Las pymes son la semilla de las futuras multinacionales, suelen invertir más tiempo y esfuerzo en formar a los empleados y hacen contribuciones importantes al desarrollo de la mano de obra local.

Pero, al mismo tiempo, tienen menor escala y recursos, por lo que el trato injusto y las barreras operativas les golpean más fuerte y es su opinión la métrica más reveladora cuando se trata de medir el estado del ambiente de negocios por no tener la misma protección que las grandes empresas.

El gobierno chino ha introducido políticas para que las pymes estén exentas del IVA, por ejemplo. Los bancos públicos comerciales han aumentado sus préstamos a pymes en un 30% al menos. Se han tomado medidas para reducir y simplificar las aprobaciones, desarrollando portales online, estableciendo sistemas de evaluación para ayudar a China a subir en el ranking del Doing Business del Banco Mundial. Pero muchas medidas no están claras en cuanto a la implementación para empresas extranjeras, que siguen soportando cargas administrativas innecesarias. De hecho, el Doing Business del BM se refiere a la facilidad para hacer negocios de las empresas locales.

Mientras persistan problemas estructurales en el mercado, las directivas no permitirán a los bancos identificar empresas privadas fuertes o al mercado colocar recursos de manera eficiente y el gobierno tendrá dificultades para convencer a los bancos de que presten dinero al sector privado, y a las empresas pequeñas en concreto.

A las Pymes las golpea fuerte la desaceleración económica

Hablamos de pymes cuando tienen menos de 250 empleados. Hay otra categoría de empresa grande de 251 a 1.000 trabajadores y la de empresas más grandes de más de 1.000 trabadores. En 2019, el 15% de las pymes informaron de ingresos decrecientes, comparado con el 6% de las empresas grandes.

En 2018, las pymes y las empresas más grandes son las que aumentaron sus beneficios de manera sustancial (más del 20%). El aumento del 5 al 20% de beneficios se dio más en las empresas más grandes, seguidas de las grandes.

negocios en China comparativa empresas
comparativa de empresas grandes y pequeñas en China

Vemos en la gráfica que las mayores pérdidas se dan en las pymes y luego en las grandes. Las mayores empresas reportan menos pérdidas. Las pymes que dicen que sus EBITDA han bajado son un 10% más que las empresas grandes, y las que dicen que sus márgenes netos estuvieron negativamente afectados fueron un 12% más. Las pymes sufren más para mantener beneficios.

La financiación tiene un impacto muy positivo en muy pocas empresas europeas y lo tiene malo especialmente en las pymes.

Infravaloradas y supervisadas

La mitad de las pymes dicen que se han encontrado con trato desfavorable en comparación con las empresas chinas, un 15% más que las empresas de 251 a 1.000 trabajadores.

Los esquemas para la inversión extranjera directa de los gobiernos locales prefieren a las empresas más grandes. Por ejemplo, la provincia de Hainan lanzó en 2018 una campaña para atraer especialmente a las empresas de la lista Forbes 500, líderes industriales globales y marcas reconocidas a su Zona de Libre Comercio, una de las mayores del mundo. Sin menciones a las pymes.

Las barreras arancelarias y de acceso al mercado les cuestan más a las pymes. Un 5% de ellas considera que las oportunidades perdidas representan más del 50% de sus ingresos anuales, un 12% creen que pierden el 12% de sus ingresos, el 29% cree que pierde del 10 al 25% y el 35% cree que es menos del 10%. Un 19% no lo saben.

Las empresas de hasta 1.000 trabajadores no creen que pierdan más del 50% de sus ingresos, ninguna lo cree; el 7% piensa que pierde del 25 al 50% y el 41% piensa que pierde del 10 al 25%. El 34% considera que pierde hasta el 10%. El 18% no lo saben.

negocios europeos en China retos
las empresas europeas grandes y pequeñas afrontan los retos de distinta manera en China

Las mayores empresas ven en un 3% una pérdida de más del 50%, y un 4% considera que pierde del 25 al 50%. El 27% de las empresas hablan de una pérdida del 10 al 25% y un 35% de hasta el 10%. Un 31% no lo sabe.

Las pymes se sienten menos optimistas sobre la apertura del mercado

Un 39% de las pymes no son optimistas en relación a los anuncios de apertura del mercado y no esperan ver aperturas significativas en su sector, comparando con el 30% de las empresas grandes.

Un 5% de las pymes, un 4% de las medianas-grandes y un 5% de las más grandes consideran que su sector ya está completamente abierto. El 17% de las pymes, el 13% de las medianas-grandes y el 19% de las grandes creen que se abrirá antes de 2 años. El 23%, el 30% y el 31% creen que ocurrirá de entre 2 y 5 años y el 39%, el 21% y el 30% no esperan ver esa apertura.

Más de un tercio de las pymes (34%) tampoco esperan ver igualdad de condiciones para las empresas extranjeras en su sector. Las medianas-grandes y las grandes son el 26% y el 29% respectivamente. El 13%, el 14% y el 17% respectivamente creen que el trato igualitario con las nacionales ya está en su industria. Una minoría de cada grupo lo espera dentro de más de 10 años. El 21%, 23% y 26% esperan que sean en un plazo de 2 a 5 años.

Según el análisis de la Cámara, las empresas más pequeñas no están solo luchando, sino que son más pesimistas sobre el futuro. La situación de las pymes en un indicador de la salud global del entorno empresarial y debería tenerse en cuenta por las autoridades chinas. Una buena manera de empezar sería que las medidas dirigidas a aumentar el acceso al mercado vayan con reformas regulatorias proporcionales y que China se involucre con sus socios mundiales de manera más sustancial en asuntos de comercio e inversión. Se puede conseguir centrándose en:

  • Publicar cronogramas y mapas de ruta sin ambigüedades para la implementación de la Foreign Investment Law que detalle cuándo habrá periodos de consultas, con un plazo de tiempo prudencial que dé la oportunidad de hacer constar las preocupaciones, clarificar las cláusulas vagas de la ley e indicar qué ministerios son los responsables de redactar las variadas pautas para aumentar la eficiencia.
  • Crear condiciones operativas más favorables fortaleciendo las instituciones y la implementación del Estado de Derecho, para crear un entorno legislativo transparente y predecible, erradicar el tratamiento desigual, mejorar el entorno regulatorio y reformar las empresas estatales.
  • Trabajar estrechamente con la UE y en el marco de la OMC para abordar las preocupaciones de propiedad intelectual, sobre todo en las transferencias de tecnología injustas.
  • Comprometerse más profundamente con la UE para completar un Acuerdo Comprensivo de Inversión (CAI en inglés) en 2020, tal como se acordó en la declaración conjunta de abril de 2019 en la XXI Cumbre UE-China.

La comunidad empresarial europea está dispuesta a apoyar a China en estos asuntos.

La próxima semana veremos cómo afecta la guerra comercial entre China y EEUU y la atracción de talento en las empresas europeas. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, VII): propiedad intelectual y compromiso con el mercado chino

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VII)

En esta entrega veremos qué opinan las empresas europeas sobre la protección de los derechos de propiedad intelectual y su compromiso con el mercado chino.

Suenan las alarmas al ralentizarse el progreso en algunas áreas

En 2018 China demostró que era muy capaz de avanzar en áreas prioritarias para su futuro desarrollo. Las empresas europeas registraron grandes mejores en el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual y en medidas de protección ambiental. Pero el impulso no ha continuado. Para la Cámara es imperativo que China no frene en lo relativo a la protección de la propiedad intelectual y el medioambiente incluso ante los retos macroeconómicos a corto plazo, ya que estas áreas ayudarán a un desarrollo más sostenible a largo plazo.

negocios en China propiedad intelectual derecho chino
implementación de las normas de protección de la propiedad intelectual

Tal como vemos en la gráfica, según encuestas previas de la Cámara Europea, la valoración que las empresas han hecho de la protección efectiva de la propiedad intelectual por escrito ha sido similar cuando la opinión era excelente. Desde el 2009 al 2019, la diferencia es de 2 puntos, del 5% al 7% de empresas muy satisfechas. Los que la consideraban adecuada han ido del 63% al 52%, desde el 2012 ha ido bajando. Quieres la consideran inadecuada subieron en esos años 2012 y 2013 y las empresas que la valoran así han pasado en 10 años del 32% al 18%. Sí han aumentado las empresas que consideran este aspecto como no aplicable.

Respecto al cumplimiento de las leyes y regulaciones de derechos de propiedad intelectual, también son una minoría las empresas que lo consideran excelente, sin apenas variaciones. Han subido las empresas que consideran que no es aplicable, como en el párrafo anterior. Asimismo, las empresas que consideran el cumplimiento adecuado han ido aumentando en los últimos 10 años, pero a un ritmo muy lento desde 2013, en que la valoración fue mejorando.

En 2018 se vio un salto significativo, pero el progreso se ha desacelerado aumentando sólo un 1% de año en año. Las infracciones siguen ocurriendo, aunque menos que antes. Se necesitan medidas preventivas. De las empresas afectadas dicen que la infracción tuvo lugar en los 2 últimos años. Las medidas preventivas podrían incluir subir los límites de compensación punitivas y aumentar el número de años que los infractores son sacados de la industria.

Las empresas de e-commerce señalan que, aunque se han reducido las falsificaciones en Taobao y JD, muchos infractores se han movido a plataformas alternativas como wechat, que están relativamente sin regular.

negocios en China propiedad intelectual formación
las infracciones contra la propiedad intelectual en China van disminuyendo

Como se observa en la gráfica, el número de empresas que no han sufrido violación de sus derechos de propiedad intelectual ha subido notablemente, de un 40% al 67% en un año. Asimismo, ha bajado el número de empresas que han sufrido algún percance de este tipo, del 42% de las empresas en 2018 se ha pasado al 25% en 2019. Y las que se han visto atacadas frecuentemente han bajado del 18% al 8%. Son buenas noticias globalmente.

En los casos en los que ha habido infracción, el 39% de ellas se produjeron en el último año, el 30% entre un año y dos antes y el 19% de 2 a 5 años antes. Es decir, se trata de nuevas infracciones sobre todo, pero, a medida que China se desarrolla y sus empresas quieren proteger sus propias invenciones o marcas, y las infracciones totales disminuyen.

Paso atrás en la protección del medioambiente

El año pasado, la encuesta entre las empresas europeas mostró una evaluación favorable en medidas de protección del medioambiente porque se habían dado grandes progresos. Pero la tendencia no ha continuado este año, y los que dijeron que era una protección fuerte o adecuada ha caído un 7% hasta el 65% de las empresas consultadas. Es decir, las que la consideran débil han subido del 28% al 35% de las empresas.

negocios en China cuestiones medioambientales
la política mediambiental china no está tan bien valorada este año

Además, y como ejemplo del trato desigual entre empresas chinas y extranjeras, las empresas europeas ven que, en cuestiones medioambientales, las empresas públicas chinas, las SOEs, son las más beneficiadas en cuanto a la debilidad de la implementación, seguidas de las empresas privadas chinas. El 51% y el 55% de las empresas europeas consideran que esto es así respectivamente, mientras que el 90% de ellas creen que es fuerte para las empresas extranjeras, y sólo un 10% la considera débil, mientras que llega casi al 50% en el caso de las empresas chinas.

Pese a los riesgos, las empresas europeas siguen comprometidas con China

Según la Cámara, a pesar del volumen y complejidad de los problemas al hacer negocios, las empresas europeas siguen buscando maneras de expandirse por el país. Han ido bien, con buenos beneficios en 2018 pese a la fuerte competencia. De hecho, podrían contribuir más a la economía china si no hubiera tantos obstáculos regulatorios sobre ellas, trato desigual y acceso restringido al mercado.

El tamaño del mercado y su potencial de crecimiento sin explotar superan aún los costes de operar, así que las empresas siguen en China, que se mantienen en el Top 3 y como destino de futuras inversiones para un 62% de las empresas que contestaron la encuesta.

A la pregunta sobre el destino de las inversiones actuales, China es el primer destinatario para un 20% de las empresas, lo que supone un aumento respecto al año pasado de 2 puntos. Está en el Top 3 para un 42% de las empresas, con un aumento de un punto respecto a 2018. Se está un poco lejos de las cifras de 2013, un 33% y un 38% respectivamente. Desde entonces las cifras fluctuaron y variaron a peor en general hasta este año.

Hay un 8% de empresas que no planean hacer ninguna inversión, frente a un 7% el año anterior y algo más en los anteriores. Hay también empresas que consideran China en el Top 10 o posterior, pero todavía la consideran.

Respecto a las inversiones futuras, la tendencia desde 2012 es similar, pero son menos las empresas que consideran a China como destino número 1, el 17%, lo mismo en 2018 y menos que de 2014 a 2017 (un 20%). La tendencia ha fluctuado más entre las empresas que la tienen en el Top 3, con un 45%, un aumento gradual desde el 39% que había en 2015.

Las empresas que no tienen ningún plan de inversión han ido bajando. En 2016 y 2017 eran un 10%, y en 2018 y 2019 es del 7%. También bajan las empresas que contemplan invertir en China en un Top 10 o más.

En resumen, parece que las empresas son cuidadosas en sus previsiones y no tienen tan claras sus inversiones futuras como las actuales. Teniendo en cuenta cómo afecta la situación económica mundial, no es para menos.

En 2019, un 56% de las empresas buscan expandir sus operaciones en China en 2019. Es un punto más que en 2018. Se recuperan datos de 2015 pero se está lejos del 86% de 2013. Los que no lo tienen pensado es un21%, al igual que el año pasado, lejos del 31% de 2015.

Las empresas europeas confían en su habilidad para mantenerse con beneficios, con un 22% de optimistas para los próximos 2 años, bajando sólo un 1%.

La próxima semana veremos las inversiones de las empresas europeas en China y sus previsiones, así como la situación particular de las pymes. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Lo que piensan las empresas europeas en China (2010, VI): discriminación y empresas públicas chinas

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (VI)

Esta semana hablamos de las diferentes condiciones que tienen las empresas extranjeras en relación con las chinas y el peso de las empresas públicas en la economía china actual.

El campo de juego igualado sigue fuera de alcance

La presencia de empresas internacionales es importante para el desarrollo económico chino. Llevan productos y servicios que benefician a consumidores y empresas y contribuyen al pago de impuestos, la creación de empleo y la innovación. Por ejemplo, en Shanghai, en 2016, las empresas extranjeras crearon el 20% del empleo, aunque sólo eran un 2% del total. En 2018 solicitaron 148.000 patentes, hasta el 9,2% interanual.

Pese a esto, el gobierno sigue protegiendo a las empresas locales para que desarrollen la industria doméstica. A largo plazo favorecería a las empresas chinas competir en igualdad de condiciones con las empresas extranjeras, y el hecho de que las empresas europeas vean a las chinas igual o más competitivas así que, como, además, las empresas chinas han salido al exterior con éxito, es hora de quitar las ventajas con las que cuentan y hacer el campo de juego igual para todos.

Mejora el tratamiento igualitario, pero casi la mitad informan de discriminación

En los últimos 3 años, las empresas europeas han visto una mejora en cómo las tratan comparando con las empresas chinas, pero un 45% todavía piensan que se las trata desigualmente, un 43% creen que se las trata igual y un 11% que reciben un trato más favorable que las chinas.

Las que consideraban que el trato era más favorable en 2014 eran un 11%; las mismas que en 2019. El año 2018 fue cuando menos empresas europeas vieron ese trato como más favorable (un 7%) o igualitario (el 41%).

negocios China apoyo gubernamental
productos chinos para la exportación

Las restricciones en el acceso al mercado son la principal razón por la que las empresas europeas creen que no están en pie de igualdad y por lo que se sienten menos bienvenidas que antes. Se ven en desventaja en lo relativo a temas administrativos, de comunicación con las autoridades y el cumplimiento medioambiental, por lo que soportan más cargas y no tienen representación en el proceso de creación de políticas.

Las empresas públicas dominan en muchas industrias

Tras la entrada de China en la OMC, en 2001, China debía acabar con los subsidios y otros apoyos financieros a las empresas propiedad del Estado (las SOEs). Se produjo una reestructuración que supuso el cierre de muchas empresas estatales con pérdidas y la cancelación de préstamos morosos por los bancos públicos. El resultado fue un aumento de la inversión privada de casi dos veces y media que la del Estado a principios de los años 2000.

Pero…, desde el 2011, la inversión privada desaceleró de manera dramática mientras la pública creció de manera mucho más rápida.

Aunque el número absoluto de empresas estatales ha disminuido, el número de empresas en las que el estado tiene una participación controladora ha aumentado.59 Al mismo tiempo, el valor de los activos estatales ha aumentado de alrededor de CNY 10 billones en 2003 a más de CNY 43 billones en 2019.60 Es evidente que el sector estatal se ha concentrado en un grupo de entidades más grandes con activos combinados que son más grandes que nunca. De hecho, el 70% de las empresas europeas dijeron que las empresas estatales estaban presentes en su sector, destacando la amplia influencia del estado en toda la economía.

El número total de SOEs ha bajado, pero el número de empresas en las que el Estado tiene participación ha aumentado y el valor de los activos del Estado ha subido de los 10 trillones de RMB en 2003 a 43 trillones en 2019.

Se ve que el sector público se ha concentrado en un grupo de entidades mayores con activos combinados, que son más grandes que nunca. El 70% de las empresas europeas dicen que las SOEs están presentes en su sector, destacando la gran influencia del Estado en la economía.

negocios en China formación negocios en China
el peso de las empresas públicas en los sectores donde operan las empresas europeas

Como vemos en la gráfica, las empresas que reportan mayor participación pública en su sector son las farmacéuticas, con un 37% de ellas que hablan de una participación superior al 75% y un 21% de empresas que hablan de participaciones de entre el 51 y el 75%. Las siguen las del sector de la educación y de ingeniería civil y construcción. El único sector que no informa de presencia pública superior al 75% es el hotelero.

Sectores donde la participación pública es del 51 al 75% como mucho es el de dispositivos médicos. Y donde las europeas ven menos es el sector legal, aunque un 42% de los consultados dicen que sí lo hay. En los servicios profesionales también parece verse menos participación pública.

El gobierno alentó la privatización de empresas públicas, reformando para ir hacia la propiedad mixta y abriendo competencia con el sector privado en sectores no sensibles, como automoción, comercio minorista y hospitality.

La introducción de reformas de propiedad mixta anima a las SOEs a buscar inversión privada y a invertir en el sector privado, aumentando la competitividad del sector estatal y su influencia en toda la economía. En parte, por estas razones, una cuarta parte de las empresas europeas se han asociado con SOEs en los últimos 24 meses.

Las razones para el sí son interesantes: 10 empresas lo hicieron por requerimiento legal, 15 como inversor financiero, 96 como socio estratégico, 25 por otras razones y 439 no lo hicieron. Las empresas europeas con JV en China (con empresas públicas y privadas) que contestaron son 163, las que no las tienen 422.

Sin embargo, en aquellos sectores considerados estratégicos para la seguridad nacional y la economía, el gobierno intenta consolidad la influencia de los activos estatales.

En los sectores con fuerte presencia estatales, como servicios financieros, las empresas europeas intentan aumentar su participación en el mercado pese al aumento de los límites de capital recientes y la posición dominante del sector estatal en dicha industria. Como muchos de los socios chinos de las empresas de servicios financieros son SOE, dejar que una empresa extranjera tenga una mayoría equivaldría a entregar activos estatales, lo que hace imposible que esa mayoría tenga lugar.

Las empresas públicas tienen ventajas en la mayoría de las áreas de negocio, incluidas las compras públicas, la capacidad de influir en políticas y en el acceso a financiación y en licencias.

negocios China oportunidades
las puertas chinas pueden ser duras de roer

Los aspectos donde las empresas privadas parecen estar más igualadas con las públicas, según las empresas europeas, son el trato en disputas legales, mayor acceso a subsidios y becas de I+D y mayor permisividad en el cumplimiento. Sólo una minoría que no supera el 6% considera que las privadas tienen más ventajas que las SOEs.

En 2018, el gobernador del Banco Popular de China (banco central), Yi Gang, dijo que China estaba considerando tratar las empresas estatales según los principios de la neutralidad competitiva. Esto, según la OCDE, puede entenderse como un marco regulatorio en el que empresas públicas y privadas se enfrentan con las mismas reglas y donde el contacto con el Estado no trae ventaja competitiva a ningún participante en el mercado.

Esto podría entenderse (no lo dice la Cámara) como igualdad entre empresas públicas y privadas chinas, no necesariamente extranjeras en la práctica.

En marzo de 2019, durante una reunión del Consejo de Estado, se anunció que el gobierno implementará el principio de neutralidad competitiva y revisará las políticas y medidas que obstaculizan el crecimiento de las empresas privadas y no tratan a los inversores nacionales y extranjeros como iguales.

Como siempre en China, habrá que verlo en la práctica. Un tercio de los miembros de la Cámara piensan que ocurrirá en los próximos 2 a 5 años, y otro tercio cree que no pasará jamás. Un 5% dice que ya se ha producido.

Según declara la Cámara, el gobierno chino no tiene actualmente ninguna legislación formal que establezca un cronograma o medidas específicas para lograr la neutralidad competitiva, y no está claro tampoco cómo mediría su progreso hacia el cumplimiento de este objetivo.

El Made in China 2025 todavía se ve como una promoción injusta de la industria china

En las industrias que caen bajo la iniciativa del China Manufacturing 2025 o CM2025, las empresas europeas informan de una mejora en su posibilidad de participar, pasando del 42% al 2018 al 53% en 2019.

Según la encuesta, los sectores más favorecidos son los de los dispositivos médicos, químico y petrolero e IT y telecomunicaciones. Donde menos, en automoción.

negocios eon China fabricación venta import export
¿qué opinan las empresas europeas del China Manufacturing 2025?

Pero el CM2025 todavía se ve como el instrumento para promocionar a las empresas locales a expensas de las extranjeras, y el 40% consideran que ha aumentado la discriminación bajo esta iniciativa. El 60% dice que no.

La próxima semana veremos algunas alarmas y el compromiso de las empresas europeas en China. Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, V): internet y ciberseguridad

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019) (V)

Continuamos con la quinta entrega sobre la encuesta realizada por la Cámara de Comercio Europea en China en 2019. En ésta hablamos de los problemas derivados de las características chinas de internet y de la ley de ciberseguridad china con que se encuentran las empresas europeas al hacer negocios en China.

Una internet restrictiva y la ley de Ciberseguridad impiden el negocio

China declara su ambición de convertirse en un hub de innovación e I+D, pero, de acuerdo, con la Cámara, no es un objetivo realista en tanto continúe poniendo restricciones en el acceso a internet. Más de la mitad de las empresas europeas lo consideran desfavorable y otro cuarto de las empresas consideran el acceso a sus intranets de manera negativa. Esto se relaciona con la I+D en China.

Concretamente, en el acceso a los servicios de internet, el porcentaje que consideraba este factor como favorable es del 3% en 2019, empeora algo respecto a los años anteriores, en que había ido subiendo. En 2016 sólo un 2% lo veía favorable, en 2017 era un 3%, en 2018 un 4%. Veremos si el año que viene sigue la tendencia a empeorar o si China se lo repiensa. Los que lo consideraban favorable simplemente eran de un 13% en 2016 y 2017, subió al 16% en 2018 y un 11% en 2019. En el último año han bajado en total las opiniones positivas y han subido las negativas. El 51% de las empresas lo consideran desfavorable o muy desfavorable.

bloqueos de web extranjeras en China negocios en Chino
la mayoría de empresas habituales en Occidente no son accesibles en China. Skype sí funciona aunque la inestabilidad de la línea le puede afectar

En relación a la facilidad en el acceso de las empresas al servicio de intranet, las opiniones neutrales son mayoritarias (un 51%) y las desfavorables ascienden al 26%, el 22% son favorables en general.

Los problemas de los que informan más de la mitad de las empresas europeas son webs bloqueadas, conexiones lentas, inestabilidad… que hacen que las comunicaciones y envío de datos y documentos fuera de China, incluido con el cuartel general, socios y clientes. Esto redunda en una disminución de la productividad y la incapacidad de buscar información en los buscadores.

Doy fe de lo exasperante que puede ser no poder acceder a determinadas webs, o que no terminen de cargarse. Páginas de bancos o instituciones que caducan por la lentitud de la conexión a internet, páginas que funcionan unas veces y otras no. Y el uso de una vpn (virtual private network) hace que no se pueda acceder a determinadas webs chinas, por lo que hay que ir desconectando y conectando la vpn. Y, mientras tanto, perdiendo el tiempo.

mercado chino negocios en china
las restricciones de internet que aislan el mercado chino del resto del mundo

Como vemos en la gráfica, el mayor problema es el intercambio de documentos y datos con el exterior, y, aun así, ha mejorado respecto al año anterior, al menos la opinión de las empresas. Esto quiere decir que los proveedores de emails funcionan mejor, excepto Gmail, bloqueado en China.

La siguiente queja de la lista es la baja productividad de la oficina, y, de la misma manera, ha mejorado respecto al año anterior. Lo que no mejoró, sino al revés, ha sido la bajada de productividad en I+D y fabricación por culpa de los problemas de internet.

El otro efecto grave es la incapacidad para buscar información o participar en investigación. Razones por las que la Cámara ve poco realista la intención china de convertirse en el hub de investigación que predica.

Las vpns aseguran la seguridad y confidencialidad del flujo de datos, además de mitigar las restricciones de internet (que puede ir también algo más rápido). Las empresas en China están obligadas a utilizar las vpns de proveedores con licencia gubernamental, pero muchas no las compran porque se preocupan por la seguridad. El 51% de las empresas que contestaron usan estas vpns y el 49% no. Lo mismo que en 2018.

Respecto a su fiabilidad, los que las consideran muy efectivas han pasado del 31% al 43%, y ha habido una disminución del 13% interanual de los que dicen que el servicio no es efectivo todo el tiempo (un 53% este año frente al 66% en 2018). Las que dicen que no funcionan en absoluto han pasado del 3% al 4% en un año.

Otro problema para las pymes es el coste de estos servicios, que es alto.

¿Por qué usan las empresas europeas vpns no aprobadas por el gobierno chino? Entre las respuestas posibles (múltiples), el 32% de las empresas hablaron de preocupación por la seguridad de la información, un 28% de no saber cómo pedir una vpn con licencia gubernamental, un 30% desconocía que existan vpns con licencia, un 17% las consideran demasiado caras y el 21% alegó otras razones.

Las restricciones de internet tienen un impacto económico negativo en la mitad de los que contestaron, y el 74% de ellos dijeron que representa del 1 al 5% de sus ingresos anuales, coste que no deberían cubrir. El 19% de las empresas calcula que el coste es del 6 al 10%, un 5% calcula del 11 al 20% y un 3% habla del más del 20%.

negocios en china problemas internet negocios
Los extranjeros que viajan o viven en China necesitan vpn para acceder a muchas webs de fuera

En 2018 era un 64% las que consideraban que el impacto era negativo, en 2017 era un 49%. Según las comparativas de la Cámara, las cifras suben y bajan de un año a otro. Este año ha sido mejor que el anterior y peor que en 2017.

La Ley de Ciberseguridad china aprobada el 7 de noviembre de 2016 entró en vigor en 1 de junio de 2017. Es la primera regulación nacional comprensiva de la privacidad y seguridad para el ciberespacio e impone requerimientos sin precedentes en el uso de los datos y de internet. Todavía no han salido muchas de las normas o medidas que definirán cómo funciona la ley, pero el 35% de las empresas europeas cree que tendrá un impacto negativo en sus negocios. El 37% cree que tendrá poco o ningún impacto. Un 18% cree que no le afectará.

La ley obliga a almacenar dentro de China los datos importantes y la información personal recogida o generada en China. Si las transferencias de datos internacionales se garantizan por las necesidades del negocio, habrá que llevar a cabo una evaluación de seguridad. Y una cuarta parte de los que respondieron, en distintas industrias (incluidas IT y telecomunicaciones, salud y líneas aéreas, están preocupadas por los requerimientos de la localización de los datos por razones de seguridad.

La segunda preocupación era el posible incremento de costes, seguida de que muchos aspectos de las normas de implementación no se hayan publicado, la terminología ambigua in las reglas y regulaciones, las reglas de procedimiento ambiguas, la posibilidad de que haya retrasos esperando la aprobación de las autoridades y que se retrase la toma de decisiones dentro de las propias empresas.

problemas internet china negocios en china
las empresas europeas prevén resultados negativos con las novedades chinas

Los sectores que peor ven el impacto de la nueva regulación de datos son el farmacéutico (45%), el de IT y telecomunicaciones (47%), automoción (46%), servicios financieros (44%), legal (42%), educación (41%).

Las empresas del sector de ingeniería civil, construcción y educación no esperan ningún impacto positivo. Las cosméticas son más optimistas (un 9%) pero el 36% cree que será negativo y un 18% cree que no les afectará. Un 20% de las de dispositivos médicos también lo ven más o menos positivo, un 36% lo ven negativo.

Dependiendo de las condiciones de las transferencias internacionales de datos, la evaluación de seguridad será de distinto tipo, desde la propia a la regulatoria, o ambos. Es más carga administrativa que puede ocasionar retrasos operacionales y hacer las comunicaciones más difíciles de lo que ya son por culpa del internet chino.

Para el 67% de los que contestaron, la ley aumentará sus cargas operacionales y no solo por los requisitos relacionados con los datos. La ley incluye requerimientos para la protección de infraestructuras información crítica, protección de ciberseguridad clasificada, testado y certificación de productos de seguridad de redes, equipos de redes críticas, y más. Por eso la comunidad de empresas europeas cree que la ley puede crear barreras de acceso al mercado muy tangibles.

La próxima entrega tratará del acceso al mercado y de la lentitud de los progresos en algunas áreas.

Puedes leer los artículos anteriores de esta temática en los siguientes enlaces:

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, I): acceso al mercado

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, II): innovación y medioambiente

Lo que piensan las empresas europeas en China (2019, III): ralentización económica y déficit de reformas en China

Lo que piensan las empresas europeas en China 2019, IV): ambigüedad de normas y transferencias tecnológicas

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram