Ahora no va de China, va de nosotros

El virus de Wuhan se convirtió en COVID19 y saltó al mundo. Europa ya es un buen foco de infección y España ahora es una amenaza, también para China. Los españoles estamos sometidos a cuarentena al llegar a varios aeropuertos internacionales chinos. Y sospecho que no queda nada para que esta política se extienda oficialmente a todas las provincias. En la mía sigue siendo obligatorio registrarse en las primeras 24 horas desde la llegada a China, pero no se reporta ningún caso.

yomequedoencasa
#quedateencasa

Nosotros nos planteamos ahora el reto sanitario y los problemas económicos derivados de la pandemia. En Europa no somos los únicos.

Nos han llegado los consejos italianos y los hemos empezado a aplicar un poco tarde. Se ha tardado un poco en apelar a la responsabilidad individual y, a directamente, quedarse en casa. Y hay quienes, pese a todo, se han comportado como auténticos cretinos, egoístas, insolidarios y desvergonzados.

Las consecuencias económicas ya se han hecho notar, pero ¿importan? Como sociedad podemos permitirnos la desaparición de ¿cuántos? ¿Cuál será la carga del sistema sanitario cuando se termine esta crisis? ¿Cómo reaccionamos cuando no se debe salir? ¿Aguantamos? ¿Somos emocionalmente inteligentes? Las mismas preguntas que en China, pero esta vez desde el punto de vista más personal.

coronavirus y papele higienico
el papel higiénico en Rue del Percebe

Tal como se plantea el estado de alarma, las limitaciones no son como las que se impusieron en China. La gente puede ir a trabajar en España cuando no se puede hacer teletrabajo, salvo en los sectores de restauración, ocio…  Veremos cómo resultan estas 2 semanas.

Al igual que, con China, las empresas no se atreven a dar previsiones de daños, en España sólo se ven algunas. Las peores y más urgentes. Y todo dependerá de lo que dure la pandemia y cómo nos comportemos como sociedad, durante y después.

Y, al igual que en China, el humor está haciendo estragos en las redes sociales. Es bueno saber que, ante la angustia ante un fenómeno que no distingue entre líderes mundiales, actores, ricos, pobres, mayores y jóvenes, listos y tontos, las ocurrencias positivas siguen a la orden del día. Pongo algunas acompañando a este artículo.

pandemia-coronavirus-españa
No todos los comportamientos han sido edificantes #quedateencasa

China todavía está utilizando todo tipo de tecnología para controlar el virus y Hubei sigue sitiada. Mi exvecino allí me dice que casi está todo bien en Wuhan, que el gobierno es “great”. Se controlan precios de material médico, hay por wechat muchísima oferta de mascarillas, termómetros y demás. China se ha puesto aparentemente al día en fabricación y ya puede exportar mascarillas. O no. La información que me llega es contradictoria. Parece que sólo se puede exportar con guanxi, pero se pueden donar mascarillas al exterior, aunque no cumplan con el marcado CE.

coronavirus-jubilados-españa-humor
humor ante la realidad médica y social

En España no las hay en las farmacias. En China empiezan a liberarse, a funcionar las empresas, sobre todo las más grandes. Sonríen. En España y Europa toca lidiar con el problema de otra manera. De que lo superemos y cómo depende nuestra supervivencia. Estamos en el siglo XXI.

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram