Ahora no va de China, va de nosotros

El virus de Wuhan se convirtió en COVID19 y saltó al mundo. Europa ya es un buen foco de infección y España ahora es una amenaza, también para China. Los españoles estamos sometidos a cuarentena al llegar a varios aeropuertos internacionales chinos. Y sospecho que no queda nada para que esta política se extienda oficialmente a todas las provincias. En la mía sigue siendo obligatorio registrarse en las primeras 24 horas desde la llegada a China, pero no se reporta ningún caso.

yomequedoencasa
#quedateencasa

Nosotros nos planteamos ahora el reto sanitario y los problemas económicos derivados de la pandemia. En Europa no somos los únicos.

Nos han llegado los consejos italianos y los hemos empezado a aplicar un poco tarde. Se ha tardado un poco en apelar a la responsabilidad individual y, a directamente, quedarse en casa. Y hay quienes, pese a todo, se han comportado como auténticos cretinos, egoístas, insolidarios y desvergonzados.

Las consecuencias económicas ya se han hecho notar, pero ¿importan? Como sociedad podemos permitirnos la desaparición de ¿cuántos? ¿Cuál será la carga del sistema sanitario cuando se termine esta crisis? ¿Cómo reaccionamos cuando no se debe salir? ¿Aguantamos? ¿Somos emocionalmente inteligentes? Las mismas preguntas que en China, pero esta vez desde el punto de vista más personal.

coronavirus y papele higienico
el papel higiénico en Rue del Percebe

Tal como se plantea el estado de alarma, las limitaciones no son como las que se impusieron en China. La gente puede ir a trabajar en España cuando no se puede hacer teletrabajo, salvo en los sectores de restauración, ocio…  Veremos cómo resultan estas 2 semanas.

Al igual que, con China, las empresas no se atreven a dar previsiones de daños, en España sólo se ven algunas. Las peores y más urgentes. Y todo dependerá de lo que dure la pandemia y cómo nos comportemos como sociedad, durante y después.

Y, al igual que en China, el humor está haciendo estragos en las redes sociales. Es bueno saber que, ante la angustia ante un fenómeno que no distingue entre líderes mundiales, actores, ricos, pobres, mayores y jóvenes, listos y tontos, las ocurrencias positivas siguen a la orden del día. Pongo algunas acompañando a este artículo.

pandemia-coronavirus-españa
No todos los comportamientos han sido edificantes #quedateencasa

China todavía está utilizando todo tipo de tecnología para controlar el virus y Hubei sigue sitiada. Mi exvecino allí me dice que casi está todo bien en Wuhan, que el gobierno es “great”. Se controlan precios de material médico, hay por wechat muchísima oferta de mascarillas, termómetros y demás. China se ha puesto aparentemente al día en fabricación y ya puede exportar mascarillas. O no. La información que me llega es contradictoria. Parece que sólo se puede exportar con guanxi, pero se pueden donar mascarillas al exterior, aunque no cumplan con el marcado CE.

coronavirus-jubilados-españa-humor
humor ante la realidad médica y social

En España no las hay en las farmacias. En China empiezan a liberarse, a funcionar las empresas, sobre todo las más grandes. Sonríen. En España y Europa toca lidiar con el problema de otra manera. De que lo superemos y cómo depende nuestra supervivencia. Estamos en el siglo XXI.

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

¿Cómo afecta el coronavirus a las empresas extranjeras en China?

Veíamos las semanas anteriores cómo estaba afectando el ya famoso COVID 19 a la vida práctica y a los negocios en China y, esta semana, hablamos de lo que ya han dicho empresas europeas y norteamericanas.

Sabemos que el sector industrial resulta afectado por la falta de suministros procedentes de China. El consumo también porque la gente está en casa y, como mucho, compra por internet o cerca los productos de primera necesidad. El ocio y el turismo han caído a lo grande.

Las empresas europeas ante el virus

La Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, junto con la Cámara Alemana, lanzaron una encuesta hace unas pocas semanas y las respuestas han llegado sobre todo de Shanghai, seguida, de lejos, de Beijing y la zona de Jiangsu (cerca de Shanghai).

empresas-europeas-negocios-china
localización de las empresas europeas en China

Las empresas europeas pertenecen sobre todo al sector de la maquinaria y de equipos industriales, la automoción, servicios a negocios, electrónica, servicios al consumidor, y químico.

El 59% de las empresas consultadas hablan de un impacto alto de las medidas de control y prevención en sus negocios y un 29% hablan de impacto medio. Las que hablan de poco impacto o de que es demasiado pronto para decirlo son un 12%. Ninguna aparece sin impacto.

Las maneras en que resultan afectadas las empresas europeas en China son (por este orden) las siguientes:

humor-coronavirus-china
el humor también se hace notar con el coronavirus
    • Descenso en la demanda de sus productos o servicios,
    • Disminuciones de personal,
    • Incertidumbre e incapacidad para tomar decisiones de negocio e inversión,
    • Incapacidad para cumplir plazos de entrega contractuales debido a la logística,
    • Retrasos en la fabricación por disminución de suministros,
    • Retos de cash Flow,
    • Cumplimiento con los costes de recursos humanos,
    • Otros,
    • Aumento de la demanda de bienes o servicios,
    • Despidos.

La bajada de la demanda de bienes y servicios es especialmente alta en los servicios de negocios y en el sector de la automoción, y un poco menor en el de la maquinaria. Mientras que la incertidumbre y la incapacidad para tomar decisiones afecta más a la automoción y la maquinaria.

Las cadenas de suministro están sufriendo, con un 54% de empresas que ven caer la demanda, un 46% que se encuentran con suministros erráticos y un 46% lidiando con “pesadillas logísticas”.

Las experiencias son diferentes según el tipo de industria. Las empresas de servicios ven carencias de personal, pero pueden trabajar en remoto, de una manera diferente a como afecta a las de maquinaria (un 17% frente al 72%). En cambio, la mitad de las empresas de servicio tienen problemas de liquidez frente a un tercio de las de automoción. Esto tiene que ver también con el tamaño de las empresas. Las proveedoras de servicios suelen ser más pequeñas que los grandes fabricantes de automóviles.

Más del 25% de las empresas europeas creen que sus ingresos disminuirán más del 20% en el primer trimestre del año, aunque casi otras tantas creen que es pronto para decirlo y un 3,5% no sabe. Otro 23% creen que menguarán del 10 al 20%. Algo más del 15% cree que bajarán del 5 al 10%. Es interesante leer que un 2,80% no prevé ningún impacto y un 0,52% espera un aumento de ingresos.

empresas-manufacturas-china-problemas-suministro
las empresas extranjeras están teniendo problemas con sus cadenas de suministro en China

En la situación actual, en la que, de abrir, las empresas pueden tener problemas de suministros, demanda, logística y talento, la situación habitual de incertidumbre en China se agudiza para un 44%.

Como consecuencia, un 28,52% baja sus objetivos moderadamente, un 28% dice que es pronto para decir, un 21,74% mantiene sus objetivos y un 18,09% los baja significativamente. Son minoría las empresas que no lo saben aún (2,96%) que los suben significativamente (0,35%) o moderadamente (0,35%).

Aparentemente, estas empresas creen que podrán recuperarse durante el año, cuando aumente la demanda y la situación se normalice.

Restricciones

Un 47% de las empresas informan de medidas (como permisos adicionales) que hacen más lenta o impiden el reinicio de la producción. Un 42% dice que no y el 11% no lo sabe a fecha de la encuesta. Las restricciones son variadas, según la geografía y en distintos niveles administrativos, y los requisitos cambian repentinamente. Los empleados intentan volver en ocasiones de sus vacaciones, pero se encuentran con distintas cuarentenas. Lo mismo ocurre con quienes estaban en el extranjero. Las reglas han sido confusas, cruzadas y sujetas a variadas interpretaciones.

Las cosas van aclarándose en algunos lugares, pero, con la expansión del virus a otros países, China está empezando a rechazar extranjeros o poniéndolos en cuarentena. Algunas ciudades lo hacen con cualquiera que llegue, no solo a extranjeros, por temor a nuevos casos, esta vez importados.

Cómo luchan las empresas europeas contra el coronavirus

La mayoría de encuestados dijeron que estaban colaborando para contener la propagación del virus. El apoyo ha sido mayoritariamente en forma de donaciones económicas o en equipo médico. Sin embargo, algunas empresas sí han ofrecido su experiencia y apoyo logístico.

El sentimiento puede no volver a ser el mismo

Entre la guerra comercial con EEUU y el virus, muchas empresas europeas se han dado cuenta de su dependencia de China y ha puesta la diversificación entre sus prioridades. Como cada año, la Cámara pide reformas y apertura para aumentar el atractivo del mercado chino, para que la confianza no disminuya más.

ingresos-europeos-en-china
los ingresos de las empresas europeas en China están por ver este año

Para el presidente de la Cámara, Jörg Wuttke, el brote habrá enseñado una lesión sobre la previsibilidad del mercado y podría hacer que muchas se muevan a diversificarse en la región. Todo puede ocurrir, ya que también dice que China suele florecer en tiempos de retos, con las aperturas de su mercado en 1978 y 1992, y la entrada en la OMC durante la crisis financiera asiática. La Cámara espera que China aproveche la situación para abrazar el inversión y compromiso extranjeros y ponga la economía otra vez en marcha.

Las empresas estadounidenses

La Cámara de Comercio Americana en China también lanzó una encuesta, cuyos resultados publicó a finales de febrero.

Fueron 169 las empresas de todo tamaño que contestaron. Algunas tienen operaciones en Hubei o en las cercanías y son de distintos sectores. La mayoría, un 69%, son empresas globales, con oficinas o algún tipo de presencia en China, EEUU y fuera de ellas. Un 6% tienen presencia sólo en China y EEUU.

Las operaciones las tienen principalmente en Beijing (9%), Shanghai (8%), Guangdong (6%), Sichuan y Jiangsu (5%), pero hay empresas por toda China, desde Mongolia Interior hasta Tíbet. La mayoría, en un 63% no tiene presencia en provincias que rodeen la de Hubei. De las que sí, el 26% tienen instalaciones de fabricación.

Un 36% de las empresas, incluyendo las JV, tienen menos de 250 empleados en China, un 24% tiene de 250 a 1.000 empleados, el 11% tiene de 1.001 a 2.000 empleados y el 29% tiene más de 2.000 trabajadores.

Los ingresos previstos en China en 2019 son para el 22% de las empresas de menos de 10 millones de dólares, para el 35% son de 10 a 100 millones, para el 25% de 100 a 500 millones. El 7% de las empresas estima de 500 a 1.000 millones de dólares de ingreso anual y el 22% espera más de 1 billón de dólares.

ingresos-empresas-europeas-china-virus
previsión de ingresos de las empresas europeas por el coronavirus

Entre las consecuencias del virus, el impacto ha sido principalmente en los problemas globales en los viajes (en un 51%), la disminución de la productividad y de la capacidad de trabajo de los empleados (45%) y la reducción de viajes y turismo desde y hacia China (un 36%). Esto afecta sobre todo a aspectos de RRHH.

Los problemas con las cadenas de suministro (33%), disminución de ingresos significativos (28%) y las cadenas de suministro globales (22%) afecta sobre todo a las finanzas.

A las empresas de manufactura y suministros les afecta sobre todo los problemas de la cadena de suministro chinas en un 30%, las globales en un 17%, las políticas inconsistentes en un 14% y fábricas trabajando a menos capacidad en un 14%.

También les afecta la incertidumbre y la incapacidad para tomar decisiones, disminución de beneficios, cortes de personal, presión en el pago de préstamos, incapacidad para cumplir obligaciones contractuales, pérdida de negocio ante competidores, la obligación de cerrar plantas o tiendas y el aumento de precios.

Son muchos menos los que prevén un aumento de demanda de sus productos o ningún impacto.

mercado-chino-dificil-coronavirus
las empresas americanas viven la incertidumbre como las europeas

El 28% espera que la situación se normalice a 31 de marzo de 2020, pero un 23% cree que es demasiado pronto para decirlo. Un 18% de las empresas esperaba la normalización para finales de febrero. Ninguna dijo no esperar retorno a la normalidad o que se produzca para otoño de 2020.

Para sus previsiones sobre el 2020, el 43% de las empresas dijeron que era demasiado pronto para saberlo. El 16% dijo que espera una disminución del mercado del 5 al 10%, un 14% esperan que la disminución sea del 10 al 25%. El resto de empresas esperan disminuciones del mercado superiores. Un 4% no espera impacto.

Respecto a las previsiones de inversión que tenían, también es demasiado pronto para opinar para el 50% de las empresas. Un 23% prevé mantener los niveles planeados, un 3% prevé aumentarlas y un 24% prevé menguarlas en distintos porcentajes.

Para el 44% de las empresas americanas, la incertidumbre ha impactado negativamente en su perspectiva sobre las relaciones bilaterales. Un tercio todavía es optimista en relación al entorno regulatorio. Casi la mitad de los encuestados esperan que las autoridades chinas alivien los impuestos para ayudar a las empresas extranjeras. Además, un tercio espera políticas claras y consistentes, pero para un 35% hay que priorizar la transparencia.

negocios-internacionales-china
las empresas americanas tienen también retos financieros y de personal

Respecto al crecimiento del mercado el 28% de las empresas es neutral, con un 31% más o menos optimista y un 33% más o menos pesimista. En cuanto a la presión competitiva, el 48% es neutral, el 17% más o menos optimista y el 26 más o menos pesimista.

El mayor pesimismo se da en lo relativo a los costes de competitividad y a los niveles de costes, con un 34% de las empresas. Un 41% son neutrales y un 12% más o menos optimistas. También hay más pesimismo en el potencial de la rentabilidad, con un 33% de las empresas, siendo un 31% las que lo ven neutral y un 24% las que lo ven de manera más o menos optimista.

puerta-mercado-chino
Las puertas del mercado chino todavía no están abiertas a las empresas extranjeras

En lo relativo a las relaciones chino-americanas, son neutrales un 35% de las empresas. Las optimistas son sólo el 11%, con un 32% ligeramente pesimistas, un 12% pesimistas y un 10% que todavía no lo saben.

Más de la mitad esperan que EEUU relaje las restricciones de viaje en el país, de acuerdo con las recomendaciones de la OMS. La mayoría espera más información de la implementación del acuerdo comercial entre EEUU y China y de las medidas por el coronavirus. También esperan de su propio país más apoyo comercial, restaurar los servicios de proceso de visados regulares y proporcionar un canal para que los empleados no americanos con permisos de trabajo puedan volver a EEUU.

Más de la mitad priorizan la seguridad de su personal sobre el negocio, pero también se focalizan en las finanzas y el 40% están revisando los presupuestos anuales y un 33% están recortando costes y considerando ajustes en la estrategia a largo plazo y en el mismo 2020. El 29% de las empresas prevé aumentar la comunicación con el gobierno, y un 19% invertir en apoyo IT para el trabajo en remoto. Un 13% planea encontrar fuentes de suministro alternativas.

El 94% de las empresas han implementado políticas de trabajo desde casa que, para la mayoría, han supuesto una disminución de la productividad. Sólo un 5% dicen que ha aumentado la productividad, pero un interesante 29% dicen que se ha mantenido.

-teletrabajo-china-crisis
las empresas europeas estudian la productividad con el teletrabajo

Una mayoría cree que es demasiado pronto para determinar el impacto del virus a largo plazo (3-5 años) y 34% dicen que no lo habrá. Un 10% de las empresas dicen que pierden al menos medio millón de RMB al día. Un 2% pierde más de 10 millones al día.

El 80% han dado algún tipo de asistencia en la lucha contra el virus, por valor de 77 millones de dólares, y otro 14% planea hacerlo.

La Cámara de Comercio americana en Singapur también hizo una encuesta, en la que el 98% de las empresas decían confiar en el gobierno singapurense, pero un 28% de las empresas planea hacer cambios en las cadenas de suministro en 2020. Puede leerse la noticia y descargarse el informe fácilmente aquí.

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Negocios en tiempos de virus (III)

Seguimos con la tercera entrega de cómo está afectando el virus de Wuhan a los negocios, ya no solo en China sino en el resto del mundo. Puedes leer la primera entrega sobre la gestión de la incertidumbre y el humor en China y la segunda sobre la gestión de la crisis y el nacionalismo.

Los que lo pagan

Las primeras víctimas, sin contar la verdad (que siempre cae la primera), ni los enfermos, son los médicos y personal sanitario, que se ha encontrado en primera línea y tienen oficialmente casi 80.000 casos de contagios. A mi me han dicho que, en realidad, hay muchos más, infectados y muertos. En Hubei, el material y recursos que les llegan no son suficientes. No pueden volver a casa al acabar la jornada porque la jornada no se acaba. Ser personal sanitario en China puede ser peligroso para la integridad física: se les agrede y, en ocasiones, asesina. Ahora que todo el mundo admira su sacrificio, quizás, acabado todo esto, sean más respetados durante una temporada en China.

Hemos visto como han acabado rapándose el pelo, sobre todo las mujeres, entre lágrimas, para que los gorros se les ajusten mejor y el pelo no aumente la capacidad de contagio. Les hemos visto durmiendo en el suelo vestidos con ropa de trabajo y agotados. Llegan médicos militares de apoyo. Se construyó un hospital en 10 días, pero ya circulan fotos por internet mostrando lo ruinoso que está por dentro, con goteras en los pasillos y agua por el suelo (es invierno, y llueve).

medico-chino-censura
Li WenLiang, médico inmortal

Entre los que lo han pagado más caro, está uno de los ocho primeros médicos que alertó de que estábamos ante una nueva epidemia del estilo del SARS. Como son los de arriba los que deciden lo que son las cosas y cómo se procede, el ya tristemente famoso oftalmólogo Li WenLiang tuvo que retractarse y prometer que no expandiría más “rumores”. Incluso parece que se retrasó artificialmente su fallecimiento para evitar que se calentaran los ánimos. No funcionó. Como dijo una conocida periodista china, el doctor no tuvo libertad para hablar y, al final, tampoco para morir.

Este tipo se actuación no es algo raro. El médico militar que destapó la mala actuación durante la epidemia del SARS en 2003 está en arresto domiciliario desde el año pasado, y tiene 88 años. Su salud ha empeorado mucho a raíz de un tratamiento que le hicieron y que le ha dejado con graves pérdidas de memoria. Las noticias de esto, en inglés, se pueden leer aquí y aquí. Es que el hombre no aprendió pese a las sesiones de reeducación, y quiso revisar también la actuación en la matanza de Tiananmen. El no aprendió, pero la mayoría sí.

Al final, esto de las epidemias y desastres son lo que pasa en todo el mundo cuando no se escucha a los que saben. A veces se queda en nada y otras se monta la de Troya, como ahora.

mascarillas-negocio-china
“oferta” de mascarillas en wechat

Los consumidores en China tampoco tienen acceso a mascarillas suficientes. Están racionadas en muchos lugares. Y en internet están los que intentan aprovechar el tirón.

Los estudiantes chinos también están entre las víctimas del asunto, o quizás, más bien, los profesores. Resulta que las clases se llevan a cabo en internet y… no todos los profesores tienen las habilidades necesarias para la enseñanza en red. En QQ aparece la noticia en inglés con algunos ejemplos, aunque, a mí, lo que más gracia me hace es algún método para librarse de la clase sin que el profesor se dé cuenta. Las fotos no tienen desperdicio y muestran las condiciones que afrontan profesores de distinto tipo. Muchos también son gente esforzada que busca lo mejor para sus alumnos.

Otras víctimas colaterales del virus están los dueños de multitud de negocios: restaurantes, tiendas, escuelas privadas o particulares, peluquerías, centros comerciales, bares, cines… Los negocios están cerrados y sus dueños en cuarentena. Según parece, sólo un tercio de los obreros chinos se han reincorporado a las fábricas, así que éstas no producen los pedidos de empresas chinas y extranjeras, que se resienten en el resto del mundo. Y las aduanas tampoco están trabajando como deberían. Se hablaba de congelar obligaciones fiscales, pagos de alquiler, ayudas del Estado a la economía, etc. Habrá que ver quién las recibe.

Las empresas extranjeras, siempre parte débil en China, están temblando. A nivel consumo, todo está muy parado, y es precisamente el mercado consumidor chino, su clase media, por lo que muchas empresas miran a China. Puede hacerse la promoción online, pero el transporte está muy limitado y muchos posibles socios o distribuidores cerrados (y quizás con stock sin repartir). Las pymes lo tienen más negro. Conozco a alguno pensando ya en cerrar si la cosa no mejora pronto.

Pasado el primer susto, las autoridades chinas han empezado a emitir mensajes a la población extranjera. Primero no estaban muy contentos con que se marcharan. Da mala imagen y crea alarmismo, pero China no tiene precisamente un sistema amigable con el extranjero y, como dicen por wechat, en China no tenemos derechos. Estar lejos de casa en una situación de emergencia de la que no sabes gran cosa, bajo una dictadura que te teme y te desprecia al mismo tiempo y con posibilidades menguantes de salir… no es la mejor para nadie.

policia-china-extranjeros-china
video de la policía dirigido a los “foreign friends”

Los Foreign Expert Bureaus y la Exit-Entry Police de varias ciudades (donde hay más población extranjera) han emitido notas sobre cómo proceder, pero no resuelven demasiadas dudas, al menos en las que yo he leído. Como típica norma china, hacen referencia a normativa relacionada que no aportan. Eso sí, parece que, a lo mejor, a los que hayan quedado atrapados en cuarentenas con visados que expiran no les ponen multa antes de marcharse de vuelta a sus países.

También hay mensajes de tranquilidad para la población extranjera y circula por wechat la oferta de Yiwu para asistir a su famoso mercado, una superficie en China que tiene todo, todo, con todo tipo de ventajas para los posibles compradores.

Y es que resulta que, a China, le salen rentables los negocios de extranjeros, sus inversiones, y seguramente teme perderlas. Entre la desaceleración de su economía, la guerra comercial y el virus… menudo fin de 2019 y principio de 2020. A China no les gusta que se marchen los extranjeros por el virus. Le sentó mal la evacuación de los que estaban en Wuhan y de los americanos en otras ciudades. Da mala imagen. No es que nos quieran allí, el sistema de por sí no es amigable con los extranjeros. Siempre somos sospechosos de algo. De algo malo.

Muchos proyectos se ven retrasados o cancelados, y ¡lo que está por venir! Es muy posible que incluso lo sufra la famosa Iniciativa OBOR, ya que hay casos hasta en Irán. Eso sí, ni India ni Indonesia han informado de casos. ¿No es un poco raro?

Las líneas aéreas han cancelado vuelos a China por miles. Esto ocasiona problemas a negocios y particulares. Y más alarma. La situación, antes y después de la crisis se puede ver en estas webs: la de Flightaware y la del New York Times. El sector del turismo también está temblando. Muchos países han puesto limitaciones

Víctimas colaterales, como el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, quizás no lo hayan sido en realidad por el virus y sí más por razones geopolíticas y económicas de empresas y Estados. Circulaba por whatsapp una serie de razones entre las que no figuraba el virus: el acercamiento del gobierno español a Venezuela, las huelgas (o amenazas de huelga) de taxistas siempre en época del congreso, independentistas afectando al tráfico, acciones contra empresas como Uber… Vamos, que el virus es la excusa para cancelar el Congreso.

Con el estallido italiano y la propagación por Europa, otras ferias y congresos también se cancelan. Cunde el pánico y las llamadas a la calma por no ser una epidemia tan grave. Al final, los mensajes son contradictorios y llenan las noticias. Parece que no arde Australia, Greta no se manifiesta, no muere nadie cruzando el Estrecho, China y EEUU ya no se pelean comercialmente y no hay cambio climático.

Algunos que ganan o pueden tener alguna ventaja

Entre los que trabajan y tienen demanda están las empresas de logística y transportistas que llevan comida a domicilio. Un restaurante nepalí en Changsha empezó a ofrecer comida a domicilio. Le han seguido otros. Hay que reinventarse si los clientes no pueden o quieren ir a buscarlo y el restaurante tiene que estar cerrado evitando aglomeraciones.

No es algo extraño teniendo en cuenta la cantidad de gente que lo hace todo desde el móvil

Otros países de la zona, que quieran atraer compradores o inversores que no encuentran lo que buscan en China, ahora tienen su oportunidad. No tanto los que busquen clientes de bienes de consumo. Abrir nuevos mercados desde cero es más costoso. Eso sí, viajar desde fuera de China a países que han cerrado la puerta a quienes vayan desde China también da alguna ventaja. Al menos no les ponen en cuarentena al llegar. Esto último puede ser menos oportunidad a medida que aumenta el número de países con enfermos.

negocio-china-mascarillas-sector-medico
no hay mascarillas suficientes en China

Y, más que en China, por mi experiencia buscando mascarillas a precio de saldo para empresas e instituciones en China, en Occidente tienen ahora una oportunidad puntual las empresas que puedan proporcionar mascarillas y otros suministros que creamos necesitar. Puede ocurrir como con la gripe A, cuando se compraron vacunas para una epidemia que no fue para tanto. Pero la oportunidad de negocio, ahí está.

La normalidad

Durante las semanas más cercanas al año nuevo chino y el pico de la infección, una de las grandes cadenas de supermercados en Changsha apenas ponía noticias de promociones en el grupo de wechat. Ahora ya son más abundantes.

Igualmente, en grupos de ofertas de trabajo para profesores extranjeros (principalmente nativos de inglés) hace ya semanas que aparecen nuevas ofertas para dar clases de todo tipo en kindergardens, escuelas oficiales y academias privadas. También alguien hizo la broma de que en Hubei aceptarían todo tipo de nacionalidades, no necesariamente nativos de inglés, y el sueldo iba en línea con los que se ofrecen en la costa de China.

Parece que el sector servicios es el que más está sufriendo en China y, al alargarse el problema, hay más peligro de desempleo, arrastrando más tiempo y sectores con a dificultades económico-financieras.

Conspiraciones

Como en toda crisis que se precie, ya han saltado las teorías conspirativas. He oído que unos científicos decían que se trata de un virus modificado genéticamente, que ha salido del laboratorio de nivel 4 de Wuhan, que está ligado a los Juegos Militares Mundiales de octubre pasado celebrados en Wuhan, y seguro que hay más.

Dada la rivalidad ya sistémica en el Pacífico entre China y EEUU, la compra de deuda internacional por China, la propia deuda interna china, los problemas fronterizos, la presión de Rusia en varias zonas, las guerras de poder en Oriente Medio, la corrupción y pobreza en todo el globo, el peligro de colapso medioambiental inminente pero ya presente en muchas zonas del mundo ¿es el coronavirus un ejemplo de que se ha caído en la trampa de Tucídides?

Sospecho que no lo vamos a saber pronto.

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

Negocios en tiempos de virus (II)

Seguimos con la segunda entrega del artículo sobre la presencia del coronavirus de la ahora ya famosísima Wuhan en los negocios de todo el mundo. La primera se puede leer aquí.

La gestión de la crisis

Se ha dicho mucho de como las autoridades municipales de Wuhan se callaron que había aparecido un nuevo virus, del estilo del SARS, y cómo hicieron callar a los primeros médicos que lo advirtieron. ¡Qué ladinos, malos profesionales y cobardes! Había alerta de expertos a principios de enero y montaron un banquete en la tercera semana. Celebraron el año nuevo chino a lo grande (a los chinos les gustan las aglomeraciones cuando hay fuegos artificiales o desfiles) y, nada más terminar, hubo que ponerse las mascarillas. Bueno, a los 4 más top los destituyeron, y a saber si no acabará alguien más en la cárcel. Parece que han purgado a varios centenares de funcionarios. ¡Lo que puede caer todavía!

mascarillas-negocios-china-virus
las mascarillas de todo tipo se ofrecen en internet a precios altos

Para cuando se decretó la cuarentena el 23 de enero, parece que ya se habían marchado unos 5 millones de vecinos de Wuhan que no presentaban síntomas. Unos cuantos llegaron a mi ciudad, Changsha, y estuvieron celebrando el año nuevo en el hotel Kempinsky. Coches de Wuhan estaban también en la plaza Wangjialing. Cuando todo esto se descubrió había algunos mensajes de indignación en wechat. Esa gente se marchó sin saber si estaban enfermos o no y se fueron a otra a ver a sus familias sin tener ninguna preocupación. Los síntomas aparecen entre las 2 y 3 semanas, para entonces… ya es tarde. En Changsha también se dieron casos de repente, hasta más de cien.

Al cerrarse Wuhan y otras ciudades, muchos no pudieron volver a casa. Un padre no pudo volver a donde tenía a su hijo impedido, solo, sin comida ni agua. No hubo manera y nadie se ocupó. El hijo murió. Dos funcionarios lo están pagando.

El gobierno chino no puede llegar a todas partes en China, pero el Partido sí, y es así como se está llevando a cabo el control, como en cualquier otra situación. Estoy en el grupo de wechat que teníamos los de mi edificio y otro más con la empresa gestora en el condominio donde yo viví hasta el verano pasado. Ahí se ponen los avisos de la administración del condominio, y la gente se queja de suciedad, servicios que no funcionan, o de cualquier cosa.

Una vecina pedía que no se alquilaran pisos a gente que viniera de fuera, ni siquiera de la propia Changsha, de otros barrios. La empresa que lleva la administración ha enviado un mensaje diciendo que ahora se hace por internet lo de contactar para buscar empleo. Fueron llegando los mensajes relativos al miedo al virus, pero también otros… Luego se ha pedido a los vecinos que pusieran nombre y piso como usuario del chat, lo que han pedido desde que se abrió el chat el año pasado. No es novedad.

Lo que más gracia me hace es que sigue habiendo problemas con suministros y seguridad. Durante mi estancia de 3 años en aquel piso tuve cortes de agua y luz, amenaza de cortes de gas (y a veces todo en los mismos días) y un incendio. Aunque viva un poco más lejos del trabajo parece que he ganado en seguridad. No estoy en ningún grupo de wechat en el nuevo condominio, así que no sé si es tan “de lujo” como el anterior. No es perfecto, pero creo que he ganado con el cambio. Cuando cotilleo en el grupo de mi antigua casa me reafirmo…

También resulta útil ver cómo reaccionan los chinos ante los problemas…

Los chinos están bastante enfadados a medida que ha ido saliendo la información, a cuentagotas. Parece que un periodista pilló a alguien de la Cruz Roja de Wuhan con muchas mascarillas en su coche y no contestó cuando le preguntaron por ellas. Parte de la noticia está aquí.

También aparecen noticas de familias completamente desaparecidas. Un conocido chino que vive en Europa me habló de una familia entera muerta en Hubei, su provincia, y de otra también excepto el hijo que estudia en EEUU. Desgracias humanas que seguramente originarán más adelante estrés postraumático y problemas sicológicos durante mucho tiempo.

El nacionalismo chino, el peloteo extranjero y las críticas

Cuando se hizo conocida la amplitud de tragedia y la llamada de ayuda del personal médico chino, los chinos de ultramar se pusieron manos a la obra. Acabaron con las existencias de mascarillas de muchos países y de fábricas de medio mundo. Empezaron a enviarlas como donación, pero también se han buscado para venderlas, en ocasiones a precios abusivos. Esto ha llevado a un control de precios por parte del gobierno central y, de paso, a un aumento de las falsificaciones.

China tiene de lo mejor y de lo peor. Hay gente que ha cogido mascarillas desechadas para venderlas como nuevas. Se está importando “barato”, a veces por canales “especiales” y lo que no ha tenido problemas para entrar han sido las donaciones (entrar entran, otra cosa es que lleguen a su distinto y no se incauten para llevarlas a donde el gobierno considere). Es lo que las distintas administraciones esperan de fuera y de dentro. Donaciones.

donaciones-material-medico-changsha-china
donaciones llegadas de un hombre de negocios saudí a mi oficina en la High-Tech Zone de Changsha

Hay multitud de gente pidiendo mascarillas en wechat, a veces también anunciando su llegada. Parece que los grandes compradores son administraciones, locales, de zonas industriales, provinciales… pero no compran directamente, sino que se lo encargan a una empresa conocida, que, en mi experiencia en el último mes, no saben mucho de comercio exterior y aprenden las diferencias entre un EXW y un CIF sobre la marcha.

Lo que estoy detectando es una presión irracional a la baja a los proveedores. China está controlando los precios de venta para que no haya abusos, y hay gente en la cárcel por aprovecharse de la situación. Sin embargo, los criterios para la compra han ido cambiando. La empresa encargada de “comprar” o al menos “buscar” mascarillas para la zona high-tech donde trabajo y vivo, me pidió, primero, proveedores fiables, segundo, de mucha cantidad y, tercero, buen precio. El precio era lo menos importante, hasta que empecé a enviar cotizaciones. Se perdieron muchas oportunidades de comprar relativamente barato porque empezaron a pedir certificaciones, cosas de las que no habían dicho nada antes (y que parecen haberse convertido en requerimientos públicos) y tenían que pasarlo todo a aprobación del gobierno correspondiente. Cuando entre China y el proveedor hay 14 horas de diferencia horaria y las fábricas reciben pedidos presentando el 100% del pago por adelantado, no estás para perder el tiempo en aprender. Ni para seguir el típico procedimiento chino de toma de decisiones.

mascarilla-3-capas-negocio-china
mascarilla habitual al salir de casa, de 3 capas, la más barata

El colmo del ridículo llegó cuando me pidieron que se garantizara que el comprador recibiría el producto, evitando los posibles problemas de la aduana china. Vamos, que había que evitar también que, a la llegada, el gobierno se incautara las cajas al ver que era material médico. Como si eso fuera legal y factible. Creo que les convencí de que era imposible.

Desde entonces los precios han subido. Acabó siendo imposible encontrar los precios que requerían. Y eso que las mascarillas eran para regalar a empresas, no para vender… O eso dijeron.

Pasa continuamente. Al final cambiaron los criterios, primero el precio, luego las cantidades y, finalmente, la fiabilidad de los proveedores. ¿Quéeee? ¿Mientras encaje el precio da igual que el proveedor pueda ser un pirata que falsifica los certificados? Pues sí. Es así. Y lo estoy viendo por todas partes. Ahora estamos buscando los termómetros, después de haber hecho un master en tipos de mascarillas, que si las de 3 capas, que si las N95… El gobierno chino ha puesto todos los recursos posibles a fabricar las de 3 capas, más sencillas, pero parece que sólo un tercio de los trabajadores de las fábricas ha vuelto a ellas, así que han ordenado que empresas de otros sectores se pongan a hacerlas. Y se calcula que, pronto, China no necesitará importarlas, una vez pasado el pico de la infección.

Sin embargo, esta idea no encaja con lo que me cuentan que pasa en la calle, al menos en Hunan, donde un conocido me decía que no encontraba ningún tipo de mascarillas. Buscaba las N95 y se tuvo que conformar con versiones inferiores.

Lo que veo es que siguen faltando todo tipo de mascarillas, y equipos para hospitales, así como el que se necesita para medir temperatura. Faltan, pero eso no significa que los chinos estén dispuestos a pagar por ello. No, si no ganan un buen margen los agentes, traders o empresas designadas por las distintas administraciones para importar. Mientras tanto, siguen pidiendo de todo a precios ridículos.

mundo-pendiente-virus-chino
Ánimo China, es la consigna dentro y fuera del país. El paciente chino es observado por todo el planeta

Además, se intenta mantener la moral alta y circulan por internet fotos, montajes, dibujos en los que se reconoce la lucha tan heroica que China está librando contra el virus, para proteger a todo el planeta. Lo considero exagerado. El virus sale de China, se propaga por la incompetencia de China (lo digo porque son colectivistas y asumen los logros de uno y se consideran atacados cuando se critica a uno, aunque no se quiera criticarlos) y hay que hacerles la ola por intentar parar la infección en su casa. Creo que hay gente que se pasa de la raya. Que lo hagan los propios chinos, que pueden necesitar subirse la moral, pase, pero que lo digan según qué extranjeros…

El personal médico y de los crematorios de Hubei, sobre todo en Wuhan, sí que son un ejemplo de abnegación, por convicción o necesidad. Y no tienen medios suficientes para protegerse y trabajar.

preocupacion-virus-chino-negocios
Preocuparse por China y los chinos es más que razonable, es humanidad

Las distintas administraciones parecen centrarse primero en conseguir y gestionar la llegada de donaciones, y todo el mundo está muy orgulloso de poner las fotos en wechat. Eso sí, parece que a mi oficina ha llegado poca cosa. No es fácil encontrar material gratis, y si no lo quieres comprar en realidad… Al final, lo que veo es lo de siempre: que cada palo aguante su vela.

China sigue siendo China y la censura trabaja a todos los niveles. Se insta a los propietarios y administradores de las cuentas y chats de wechat a no permitir la difusión de rumores, es decir, cualquier cosa que no se haya emitido en el canal oficial, pero aún así circulan muchos videos (algunos acaban en youtube) que dicen que el número de casos (de infectados y muertos) es mucho mayor del oficial, que también se construyen más crematorios, dan detalles antes ocultos del inicio de la epidemia y que el hospital construido en 10 días está hecho una pena por dentro… La gente está indignada.

Además, hay ciudadanos de Wuhan normales y corrientes que han estado informando de la situación en las calles y hospitales que han desaparecido. Algunos testimonios son desgarradores. Son, en todo caso, gente muy valiente que no quiere ser engañada y que quieren que los demás también sepan la verdad que ellos ven. Nosotros podemos verlos en youtube, como en el caso de Chen Qiushi, un abogado y periodista, que aparece en el canal Koreana Jones y en el del South China Morning Post.

Los que vivimos en China sabemos que lo que se cuenta no es verdad o toda la verdad ni es lo que parece. Ni en este caso ni en ninguno.

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram

 

Negocios en tiempos de virus (I)

Me resistía a escribir sobre el famoso coronavirus que, desde China, parece aterrorizar a todo el mundo. Ya se escribe mucho, en todos sus aspectos, pero me insistieron. Voy a comentar algunas cosas que veo y oigo, pero no voy a hacer predicciones.

negocios-china-virus-formacion
el coronavirus detectado en Wuhan se ha convertido en el “tema” del año, de momento

Aunque escribo sobre aspectos de los negocios en o con China, también comentaré aspectos prácticos de la vida que afectan a gente que conozco.

La gestión de la incertidumbre

Creo que, como extranjera, no estando en Wuhan o en alguna otra ciudad cerrada, si no tienes planes para marcharte de China, no hay demasiadas buenas razones para irse. Pero, estando fuera, no hay demasiadas buenas razones para volver. Claro que, al final, depende de tu trabajo. Y, ahí, cada uno es cada uno.

Muchos extranjeros son profesores, y están afectados de manera diferente a la de los profesionales que trabajan en empresas. Los colegios, universidades, escuelas y academias, abrirán sus puertas más tarde. Los niños están estudiando online en Wuhan. Cada provincia decide ese tema con sus fechas.

Entre los problemas que plantean los profesores extranjeros en China está el de su sueldo. Los profesores temen no cobrar mientras no trabajen. Aunque el gobierno chino ha dado alguna indicación y los derechos están claros, en la práctica muchos van a tener que discutirlo.

En muchas empresas los trabajadores han empezado a trabajar desde casa, pero no pueden hacer visitas a clientes o proveedores. Y, a veces, las visitas son necesarias para algunos negocios, es como se crea la confianza para que el cliente firme. No se sabe cuánto durará esta situación.

Aunque ahorran tiempo de desplazamiento y pueden comer en casa, muchos se aburren con esa nueva forma de trabajo. Otros que trabajan por su cuenta tienen poco que hacer. Muchas otras empresas no pueden operar, está todo muy parado. Las opciones frente al aburrimiento pasan por ver tv, jugar con el móvil, hacer el payaso en red, intentar hacer algo de ejercicio o dormir.

negocios-china-formacion-tecnologia
foto de Wuhan de noche enviada por un vecino

Hay gente que sale a dar una vuelta, sobre todo en días más soleados, pero la consigna del gobierno es permanecer en casa y salir lo menos posible. En Wuhan les dejan salir cada 3 días, sólo a una persona de cada familia, que debe estar registrada. Un antiguo vecino mío que se mudó hace poco a Wuhan con su familia se gastó hace nada 1.000 RMB en el Walmart. Encontró casi todo lo que buscaba. Llevaba una semana sin salir de casa. Su hijo tiene las clases on line y él trabaja en casa. Hace mucho frío y ha estado nevando.

El caso es que se pueden hacer pocos planes. Casi todo está cerrado, los contagios aumentan, como las muertes y los casos de sanados.

Las empresas no pueden funcionar al 100%, así que los pedidos no salen. Hay que tener en cuenta que, cada año, tras el año nuevo chino, muchos trabajadores no vuelven a las fábricas. Encuentran trabajo en sus lugares de origen o deciden ir a otra parte. Las fábricas tardan un tiempo en volver a estar en pleno rendimiento porque necesitan nuevos obreros. Con la situación actual, de extensión de las vacaciones y retraso en la vuelta a las fábricas, la producción se resiente más que otros años. Ya sale en las noticias cómo esto afecta a empresas de todo el mundo.

mascarillas-hongbao-chino-negocios-China
la mascarilla se convirtió pronto en objeto de deseo

Cuando se inició la guerra comercial entre EEUU y China, muchas empresas extranjeras empezaron a plantearse la búsqueda de proveedores alternativos en otros países para evitar los aranceles. No era fácil, porque China ya tenía su experiencia en el trato con clientes internacionales y muchas empresas chinas son proveedores fiables, serios. Ahora, vuelve a comentarse lo mismo. Y, como entonces, no es tan sencillo encontrar alternativas equivalentes en el Sudeste asiático.

El aislamiento

Las familias se quedan encerradas en casa como nunca antes. Tienen televisión, internet, móviles, pero pasan más tiempo juntas. Es interesante como fenómeno sociológico. Muchos niños viven habitualmente internos en colegios, ahora están con sus padres. Toca reencuentro de verdad, sin las presiones por los estudios y el trabajo que ha habido. Es una especie de parón vital.

También hay gente sola en casa, en ocasiones incapacitada. Y animales solos, cuyos dueños no han podido volver a casa. Mucha gente debe enfrentarse a sus temores en soledad. Se afronta llamando a los amigos o escribiendo en blogs.

Como la gente tiene miedo a salir de casa, muchos supermercados y restaurantes proporcionan el servicio a domicilio o ponen tiendas móviles a la puerta de los condominios. Hay que vender y la gente tiene que comer. Se adapta el modelo de negocios.

El humor

Incluso en situaciones así de excepcionales, los chinos le hacen hueco al humor. En videos, en chistes, gifs… Este año por San Valentín, el mejor regalo era un ramo de mascarillas.

humor chino negocios en China
el mejor regalo este San Valentín

Queda por comentar la gestión de la crisis, por autoridades y empresas, por particulares, el sentimiento nacionalista, el halago desaforado y las críticas furibundas de extranjeros, las dudas y las oportunidades. Eso, para el próximo artículo.

 

Si te ha gustado el artículo te invito a suscribirte a nuestro blog para recibir nuevo contenido cada semana. Compártelo con quien creas que puede estar interesado. Si quieres que hablemos de algún tema concreto, propónnoslo. Y, si quieres hacer algún comentario, déjalo por favor más abajo. ¡Bienvenido a compartir tu experiencia!

Puedes seguirnos también en:

www.facebook/hispanoasian

https://twitter.com/hispanoasian

Youtube

Instagram